ZUNGA, MI ESTILO PROPIO: Rebelándome contra la “uniformidad” de ser chileno.

31.10.2015 22:32

 

Me llamo Norman, trabajo en ventas, tengo 33 años y uso zunga desde los 21 años.


Soy originario de la ciudad de Valparaíso, así que como imaginarán ustedes, asuntos como el sol, el verano, las vacaciones y por cierto el traje de baño no son temas ajenos para mí.

Recuerdo que cuando niño mi traje de baño era un short cortito, luego con los años vinieron los típicos bermudas más largos que son por lejos lo más incomodo  a la hora de ir a la playa o a la piscina. Fue por eso que a los 19 años surgieron entonces mis primeras inquietudes por usar zungas como traje de baño, sin embargo la idea de “liberarme” en cuanto a la ropa interior y empezar a usar calzoncillos cómodos de este tipo (zungas y similares) comenzó mucho antes desde mi niñez.

Creo que mi gusto en particular por usar zungas nace netamente por un tema de “desquite”, ya que cuando era niño para mi disgusto me compraban los típicos y  horribles calzoncillos de algodón con la abertura en frente, mientras que en los camarines del colegio  me daba cuenta que la mayoría de mis compañeros usaban calzoncillos tipo zunga que era lo que más se usaba en los 90. Al ser ya más adolescente y poder elegir que ropa interior comprar, me decidí siempre por la zunga, pues además de ser estéticamente de mi completo gusto, creo también que es lo más cómodo y práctico para usar con cualquier tipo de ropa.

En cuanto a mi inquietud por usar zungas como traje de baño fue por un tema netamente de vanidad personal y buscar un estilo diferente, ¡Mi propio estilo!. Creo que somos un país que nos uniformamos demasiado y casi todas las personas se visten igual. En mi familia por ejemplo son todos los varones de gustos de vestimenta más bien conservadora, llegando incluso algunos al punto de escandalizarse cuando en mi adolescencia comencé a usar camisetas musculosas sin mangas, y aunque su falta de tolerancia a mi me daba exactamente lo mismo, no deja de ser entretenido pensar sobre cómo se habrían escandalizado si me hubiesen alcanzado a ver algunos años más tarde usando zunga, ja! Ja! Ja!.

Creo que los chilenos nos “uniformamos” mucho a la hora de vestirnos, es por eso que siempre he buscado mi estilo propio y diferente.


Mi primer traje de baño a mi gusto fue un bóxer de baño de color gris que compré cuando tenía 21 años en una tienda que se llamaba ACO que estaba ubicada en la Galería de Cristal del centro de Viña. en esa tienda vendían únicamente vestuario masculino con prendas que para la época (2002) eran consideradas más atrevidas,  innovadoras y “osadas” como por ejemplo poleras musculosas, vestuario mas “Slim Fit” (que ahora es muy común)  y por cierto ropa interior y trajes de baño mas “reveladores” como bóxers, zungas y sutiens (colaless). A principios del 2000 no encontrabas trajes de baño zungas en las tiendas más tradicionales.

ZUNGUERO CHILENO:  Yo con mi primer zunga tipo bóxer en el parque Poza Cristalina de Quillota durante el verano del 2002.


La primera vez que usé ese bóxer de baño fue en un paseo familiar el año 2002, debo reconocer que al principio me sentí observado e intimidado por la gente, al ser el único utilizando este tipo de prendas entonces las miradas de casi todos se iban sobre mí, en algunos casos en particular con intención de censura. Sin embargo con el paso de las horas te das cuenta de lo cómodo y práctico que es usar un traje de baño pequeño y te sientes demasiado libre con él, y esa sensación de libertad no la vuelves a sentir nunca más si vuelves a usar un bermudas. Ese Bóxer entonces se convirtió en mi traje de baño regalón y lo cuidé y me acompaño por muchos años. Como ya imaginaran ustedes, después que pruebas la comodidad del bóxer y pierdes el miedo a exponerte frente a otros, entonces es solo cosa de tiempo “evolucionar” a las zungas mas rebajadas.

 


Hace algunos años me vine a vivir a la ciudad de Concepción en la 8va Región y entre otras actividades recreativas también le tomé el gusto a entrenarme físicamente en el gimnasio.


El gimnasio me ayudó mucho para empezar a usar zungas mas rebajadas, ya que quienes solemos entrenar habitualmente cultivamos una relación mucho más sana y directa con el cuerpo y el “desnudo”.  En ese gimnasio Muchos deportistas entrenan con ropa técnica ajustada y elasticada, con shorts muy cortos y camisetas musculosas. Por otro lado al ser un gimnasio donde se entrenaba para participar en torneos de Fitness y Fisicoculturismo entonces era habitual que muchos entrenáramos descamisados inclusive. El vernos y exponernos entonces constantemente sin polera y en diminutos slips para las demostraciones y evaluaciones, o incluso darnos consejos de depilación, que es requerimiento para los torneos de culturismo era lo más común y normal del mundo, por lo tanto algunos de mis compañeros de gimnasio en la playa también usaban zunga.

En lo que a mí respecta el entrenamiento había hecho mejorar mi físico, ahora estaba más tonificado, y aunque el “ser o no ser musculoso” debiera darnos lo mismo, porque para usar zunga solo se necesita decisión y actitud, sin embargo estas mejorías me hicieron sentir mucho más seguro para comenzar a usar ahora zungas mas rebajados que el más discreto zunga tipo bóxer que habitualmente ocupaba hasta ese momento.

ZUNGUERO CHILENO: Yo usando zungas tipo bóxer cuando comencé a definir mi cuerpo con el ejercicio. Después de este avance usar zungas mas rebajadas era solo cosa de tiempo.

 

ZUNGUERO CHILENO:  Yo actualmente con mi cuerpo más delgado y definido usando mi zunga tipo Speedo en la piscina.


En cuanto a la opinión de mis cercanos les cuento que todos saben que me gusta usar zunga  y no les incomoda, e incluso se podría decir que valoran mi atrevimiento y aplauden que lo haga, a mis compañeras de trabajo por ejemplo les gusta y me dicen que se me ven bien, ¡es más!  Algunas me alagan y hasta me tiran piropos también, lo cual no es malo e incluso me motiva a seguir usándolas, je!, je!, je!

Creo que ese miedo generalizado a usar zunga en este país también se debe porque el chileno no entiende que las prendas de vestir en general no solo se escogen por “estética”, “moda”  o “moralismo”, sino también por asuntos de practicidad y comodidad. Por ejemplo muchos chilenos dicen con respecto a su ropa interior “yo uso bóxer” o “yo uso zunga” o “yo uso slip” pero “UNICAMENTE uso de ese tipo de ropa Y NO OTRA” sin entender que cada una de esas prendas ha sido diseñada para la comodidad en determinada actividad en especifico.

Yo por ejemplo participo en un grupo folklórico y quienes bailamos sabemos que es un verdadero suplicio usar bóxer bajo los trajes típicos chilenos pues  estos literalmente “te estrangulan entre las piernas” durante el baile. Es por eso que muchos usamos colaless para bailar. Algunos incluso son señores muy serios y enchapados a la antigua que simplemente nadie sospecharía sobre la audaz ropa interior que ellos visten cuando están bailando.

Por otra parte para hacer deportes con short o buzo generalmente uso “jocktraps” como ropa interior pues dan mejor sujeción. Cuando uno usa calzas de lycra para hacer deportes generalmente NO se usan calzoncillos pues las calzas están ya diseñadas para sujetar los genitales, para el uso diario con la ropa de vestir prefiero usar calzoncillos zungas de telas elasticadas muy rebajados con tan solo un delgado elástico en la cadera pues mientras más pequeños más cómodos son.

Finalmente muchos llevamos esas costumbres de vestuario desde nuestra actividad deportiva hasta el diario vivir, de hecho no es poco común que en los calurosos días de verano usemos como ropa interior los frescos colaless que usamos para bailar o los jocktrap que usamos para hacer deporte, incluso también muchas veces yo “ando a lo gringo” (sin calzoncillos) durante el verano al igual que muchos otros deportistas que, aunque no lo andan contando, tampoco les daría vergüenza admitirlo si se los preguntan. Claro, tampoco nadie anda por la vida preguntado esas cosas.

Yo vestido con trajes típicos bailando folklore. Cuando bailo por comodidad y practicidad siempre uso colaless.


En resumen creo para lograr perder el pudor es una cosa netamente de costumbres, por ejemplo en el grupo folklórico que ayudo a dirigir los chicos y chicas no tienen vergüenza en cambiarse de ropa de vestirse delante de el resto de sus compañeros, no lo ven con maldad y en varias oportunidades debemos ayudarnos a cambiarnos de ropa tanto entre damas como varones  para representar una danza diferente.  Los adolecentes de hoy tienen una mirada más desprejuiciada y menos maliciosa ante la desnudez que la que tuvimos nosotros ¡Y eso es muy bueno!, y es por esa nueva generación desprejuiciada también que, aunque los zungueros seguimos siendo minoría, sin embargo también es notorio que el uso y tolerancia a la prenda ha aumentado notoriamente en las playas de Chile en los ultimos años.

En Concepción por ejemplo se están atreviendo harto mas los varones a usar zungas, y donde más zungueros  penquistas he visto ha sido en la Playa Bellavista en Tomé y en Punta Parra en Dichato. También he visto algunos más en el balneario Laguna San Pedro además es bien variado lo que ellos usan, desde discretos bóxers hasta los zungas mucho mas rebajados. De hecho en una ocasión como no llevaba mi traje de baño entonces nadé y tomé sol con mi ropa interior, la cual como ya les conté suele ser más bien pequeña y muy muy rebajada y sin embargo no tuve ningún tipo de objeciones ni miradas desagradables de los demás por mi improvisado, informal y “revelador” vestuario.

 

 Por mi parte tampoco sentí mayor pudor al sentirme “mas desnudo que en otras ocasiones”  ¡Es Mas! creo que el cuerpo humano es lo más grande de la creación y ahora solamente me falta experimentar ir a una playa nudista, Debe de ser genial sentir esa sensación de completa libertad. Además, con el pasar de los años uno aprende a no fijarse ni darle importancia a los prejuicios que tienen los demás o el “¿Qué dirán de mi?”.

ZUNGUERO CHILENO:  Yo con mis sungaos negro y negro con amarillo flúor.

 

ZUNGUERO CHILENO:  Yo en Zapallar  con mi sungao negro con amarillo flúor.

 

ZUNGUERO CHILENO:  Yo en la Playa del Deporte en el 2013 con mi sungao negro.

 


Encontré YoUsoZunga de casualidad hace año y medio mientras buscaba en internet tiendas de zungas. Desde entonces que soy un asiduo seguidor del sitio y después de arto rato queriendo contar mi historia finalmente me decidí a hacerlo pues además de constatar que cada día somos más y más los zungueros en Chile que le están perdiendo el miedo a la zunga, entonces tampoco  quise quedarme debajo de este tren, además también creo que mi experiencia personal quizás puede servirle a otros que quisieren usar zunga pero aun no se han atrevido a hacerlo.



Me llamo Norman, trabajo en ventas, tengo 33 años y desde hace ya más de 13 años Yo Uso Zunga!.... Porque tengo huevos!!!