ZUNGAS V/S BÓXERS: ¡LA BATALLA FINAL!. ¿Cual es definitivamente “El mejor traje de baño masculino”?

27.02.2017 12:30

Después de años de incertidumbre, opiniones desinformadas y prejuicios moralistas, finalmente hemos investigado y revelamos para ti "LA VERDAD" de esta gran interrogante según "Los Verdaderos Expertos"… LOS ZUNGUEROS!.

 

Para muchos chilenos “nacidos y/o criados” en la generación del “bermudas de baño” puede ser una verdadera batalla interna decidirse y usar una zunga, ¡Y no es para menos! son años de prejuicios, vergüenzas y miedos inculcados desde la infancia, y es por eso que para muchos la alternativa del “Bóxer de baño” se presenta muchas veces como “la única posibilidad real” de usar algo lo más parecido a un zunga.

 

El bóxer de baño está en alza en Chile, y NO es que Reñaca esté invadida de Bóxers de baño ¡Porque NO LO ESTÁ!, el bermudas californiano es claramente el “Amo y Señor” en las costas chilenas, sin embargo cada verano vemos más bañistas usando boxers, lo cual contribuye también a generar mayor tolerancia hacia los trajes de baños masculinos “más reveladores” o “menos discretos” que el bermudas o el short de baño.

ZUNGUEROS CHILENOS  vistiendo bóxers de baño junto a otros chilenos que también los usan. Lentamente el bóxer de baño se ha ido posicionando en el vestuario del bañista chileno.

 

La zunga por su parte casi pareciera que “Brillara por su ausencia” dándonos la impresión que en Chile casi nadie gusta de ella ni estaría dispuesto a usarla. Pero objetivamente y más allá del porcentaje de usuarios de cada prenda ¿Cuál de los dos trajes de baño es realmente el mejor, el más cómodo, el que todos quisiéramos usar sin quedarnos en la  respuesta políticamente correcta?

 

 

 

Con ustedes, los contrincantes!!!

La Zunga a groso modo es un “slip de baño” de corte muy sencillo. Está confeccionado con telas sintéticas elásticas para que se ajuste perfectamente a la pelvis. En su parte trasera cubre la mayor parte de las nalgas mientras que en su parte frontal son rebajadas a la altura de la ingle, este rebaje permite una óptima libertad de  movimiento de las piernas y que los órganos sexuales queden “confortablemente ordenados” justo al frente de la prenda. Pese a ser un traje de baño altamente cómodo y funcional, sin embargo ostenta un mayoritario número de detractores en Chile debido a que expone al bañista casi al completo desnudo, además de evidenciar indiscretamente la forma y volumen del aparato reproductor. Efecto coloquialmente conocido como “El Paquete”.

El Bóxer de baño por su parte es más bien un minúsculo short de piernas extremadamente cortas, es muy ajustado pues se confecciona con las mismas telas con que se fabrican las zungas. El bóxer cubre mucha más piel que la zunga, tanto por delante como por detrás. Además por no tener rebaje en la ingle entonces se produce un “efecto paquete” considerablemente menor que con la zunga. Muchos varones compran intencionalmente bóxers un par de tallas más grandes, así el bañador les calza más como un “short corto-deportivo” y no tanto como un “ajustado calzoncillo”, logrando así muchísima más discreción aun al usar la prenda.

 

 

 

-La (R)Evolución natural del Bermudas a la Zunga:

El Bóxer de baño no sería nada más (supuestamente) que “un mero eslabón intermedio” por el cual solamente estamos de paso. ......¿O no?
Una de las características de los que nos hicimos zungueros durante la vida, pero que no lo fuimos desde siempre, es que cuando quisimos empezar a usar zungas estuvimos un buen tiempo utilizando “sucedáneos” o “soluciones intermedias”, por ejemplo shorts de runners o “Estilo Cazely”, cortarle las piernas al viejo bermudas de baño, doblarles la bastilla, arremangarlos como Alexis Sanchez, etc. … Luego el bóxer…. ¿y la zunga cuando?

 

Gabriel Figueroa es dueño y diseñador de la tienda de ropa interior y trajes de baño masculinos Posse Ltda, ubicada en la Galería el Ángel en pleno centro de Santiago (Huérfanos 786, Local 22). Gabriel nos confiesa que en términos generales existe una diferencia entre el público gay y el heterosexual en esta etapa de “transición del bermudas a la zunga”:

Gabriel Figueroa. Dueño y diseñador de la fábrica de zungas y ropa masculina Poss’e Ltda.

 

Gabriel nos comenta: "El Bóxer se introdujo fuertemente en Chile recién hace unos 4 o 5 años. Es un mercado creciente porque cuando el varón Heterosexual quiere atreverse generalmente comienza con esta prenda que los hace sentir más cómodos, más seguros y menos expuestos que con una zunga, por eso se ven cada vez más bóxers en las playas, porque hay chilenos “atreviéndose a empezar”. Una vez comprobada la libertad absoluta del bóxer querrán probar modelos más jugados, y yo como empresario debo estar atento para innovar captando las necesidades de los clientes y el mercado. Por ejemplo hoy todos mis productos tienen “Copa” en la zona genital, esta característica hace a las prendas más cómodas pero a su vez disimulan menos el volumen genital, hace algunos años el chileno se atrevía únicamente con zungas negros o azules, hoy de cada 10 zungas que vendemos en Posse solamente 3 son de colores lisos, y las otras 7 son confeccionadas con telas estampadas con color y diseño. El público gay a diferencia suele ser mucho más decidido, a ellos las miradas y el “qué dirán” les da exactamente lo mismo y suelen escoger desde su primera compra las zungas más osadas, con estampados, color y diseño".

 

 

-Round #1: La opinión Femenina:

-“Que el bóxer se ve mejor que la zunga” , “Que cubre más piel que la zunga y nosotrAs no quieremos ver tanto del antiestético cuerpo masculino”“Que el bóxer marca menos paquete que la zunga y a nosotrAs nos desagrada(ria) enormemente tener que estar mirando bultos masculinos en la playa”“Que el bóxer resulta más varonil, elegante y moderno que la ordinaria y vulgar zunga que usan los rotos-picantes”, etc. parecen ser respuestas muy generalizadas por la población femenina chilena, quienes OBSERVAN a los bañistas que usamos este tipo de prendas de baño, como intentando “guiarnos” para que por nada del mundo escojamos usar una reveladora zunga, y ante lo cual el bóxer de baño parece presentárseles como “el mal menor” dentro de ambas posibilidades.

Las panelistas del programa de TV "INTRUSOS" (La Red) deben escoger cual es el traje de baño masculino más sensual entre la zunga y el bermudas…

SORPRESA!!, muchas consideraron que “El Mejor” no era ninguno de los dos, sino que era “El Bóxer de baño” además de imponer (nuevamente) los prejuiciosos “estándares femeninos” de “Quienes (supuestamente) podemos” y “Quienes (supuestamente) NO podemos” usar zunga.

 

 

Sin embargo detrás de esta respuesta femenina “Políticamente Correcta” (Anti Zunga) parece esconderse un LADO B o “Verdad No oficial” que no conocíamos..........

 

Gabriel Figueroa (Posse Ltda) expone que las mujeres se comportan mucho más desprejuiciadas con el cuerpo masculino al momento de comprarle una zunga a su marido.

“He hecho el experimento de usar zungas en distintas playas y piscinas observando la reacción de la concurrencia. Muchos hombres, sobre todo los que están en grupitos no reparan en agarrarte para el tandeo gritándote cosas, a ellos muchas veces los desafío a usar zunga  y les digo: -¡Tengo varias zungas más aquí en la mochila!, ¡Se las presto para que las usen  a ver si son tan hombrecitos!- algunas veces se las he regalado pues les quedaron gustando después de usarlas y me las piden, o al tiempo después llegan solitos a la tienda a comprar una. Mientras que de la mujer chilena tengo la mejor de las opiniones. Ellas tienen menos rollo con el cuerpo masculino, son muchas veces ellas quienes les regalan (de sorpresa) su primera zunga a sus maridos, ya sea porque consideran que se verán mucho mejor y más cómodos usándolas, o porque viajarán al extranjero donde estas prendas son mayormente aceptas. Cualquiera sea el motivo ellas tienen menos tabúes a la hora de comprar una zunga, y cuando el marido finalmente usa esa zunga, entonces se comprueba que en el fondo ellos hace rato querían usar una prenda de este tipo".

 

Shila Aldunate defiende el uso de la zunga en TELL Magazine, mientras que el futbolista Luis Mena relata en TERRA.CL sobre como su esposa lo obligo a usar zunga en Brasil.

 

 

 

-Round #2: La opinión de los que Realmente usamos ambas prendas.

Pero si la zunga más rebajada es supuestamente "El traje de baño perfecto” que todos los varones deseamos usar algún día, entonces: ¿Por qué tanto usuario de bóxer no usa zunga?, ¿Por qué hay chilenos que ya se atrevieron con la zunga y sin embargo cada cierto tiempo vuelven a usar el bóxer de baño?... ¿No será quizás que el bóxer presenta características superiores que la zunga no posee?.

 

Para responder estas interrogantes les preguntamos a los verdaderos expertos: los que usamos estas prendas, ¡Los Zungueros Chilenos!, más que mal una cosa es opinar con respecto a lo que miramos en los demás, pero “Otra cosa es con guitarra” cuando ya hemos usado varias veces estas prendas en distintas oportunidades, en distintos lugares y con distintas personas a nuestro lado.

Los Zungueros Chilenos, que usamos tanto zunga como bóxer de baño seremos Los Jueces Implacables para definir cuál de las dos prendas es la mejor.

 

 

- Por un tema estético: Vi un par de bóxers de baño que me parecieron Bonitos, “onderos” y originales y pensé que me podría ver bien usándolos.
La zunga es un traje de baño básicamente “funcional”, es decir está pensado para ser el más práctico y el más cómodo. La zunga NO se centra ni en “disimular tus partes” así como tampoco se centra en “verse bonito”. Quizás por este mismo motivo que para un zunguero acérrimo a veces pueda ser muy novedosa y tentadora la idea de probar usar “Algo que se parezca a una zunga” pero que además incluya el diseño y la “estética” en su confección.

 

Norman Lobos es ya uno de nuestros “colaboradores oficiales”. Empezó usando bóxer para luego evolucionar a la zunga, Hace poco vio unos bóxer de baño que les gustaron, y………………

….. Hace varios años atrás comencé usando bóxer de baño, después poco a poco me fui atreviendo a rebajar el corte hasta que definitivamente me quede únicamente con las zungas. Creo que el bóxer no es una mala idea, más bien estoy convencido que el bóxer es una excelente transición entre el short y la zunga.
¿Mi punto de vista en cuanto a las características, diferencias y ventajas de ambas prendas?
La gran ventaja de la zunga es la comodidad, de que todo queda en su lugar, el bronceado queda prácticamente perfecto, da una movilidad muy amplia, y es óptimo para realizar todo tipo de deportes: nadar, correr, jugar futbol en la playa, gym, en fin, una amplia gama de actividades en distintos escenarios.  
¿Y en cuanto al bóxer?, la verdad es que “ventajas-ventajas” no las hay, a juicio muy personal el bóxer es “una prenda más”. Es un modelo distinto, de corte más alto, tal vez usable hasta para hacer trote a orillas de playas o andar en bici. Usable también para usar bajo los short deportivos e ir al gym, practicar yoga, etc.
Pese a todo lo dicho anteriormente, el año pasado Baziano lanzó trajes de baño tipo bóxers y la verdad es que el modelo era bastante bonito. Pensé que me podrían quedar bien y quise probarlos, y como aquí en Concepción existe una sucursal de la tienda fui y me los compré. Debo asumir que aun no los he usado en la playa o piscina, pero si los uso cuando voy a practicar yoga y para esa actividad resultaron ser muy cómodos.
¿¿Bóxer o Zunga??
No cambio la zunga, eso para comenzar, tal vez un zunga corte tipo brasilero seria la alternativa más larga que usaría. Debo decir que soy algo cuidadoso con tomar sol y no me gusta que quede una marca muy debajo de los trajes de baño, por eso aborrezco, con todas sus letras los horribles bermudas, totalmente fuera de moda.
El bóxer es para una actividad más deportiva, tal vez una alternativa extra para tener en nuestros cajones, pero en ningún caso reemplaza la comodidad zunguera.

ZUNGUERO CHILENO: Norman ha usado tanto zunga como bóxer de baño y escoge a la zunga como la mejor.

 

 

 

-A veces las circunstancias de la vida nos obligan a transar en algún grado en nuestras convicciones.
Juan Eduardo usa zunga desde que era un  adolescente, el asunto de la vergüenza al desnudo para él es ya un ítem completamente intrascendente y fuera de lugar, pues no tiene problemas en usar zungas en cualquier playa o piscina que visita, además comparte su afición zunguera con amigos y familiares que también prefieren usar esta prenda de baño. Sin embargo para su molestia en una ocasión decidió que debía tranzar en su espíritu zunguero:

 

“Hace años pero años que NO usaba bóxer de baño, pero tuve el dilema entre usar lo que por años he usado (zunga) o entregarme al “cartuchismo chilensis”.
Era un asado del trabajo donde un colega prestó su casa para un piscinazo. Yo sabía que era el único en condiciones de ponerme algo más audaz, debido a que hago deporte y trato de mantenerme en forma. El resto de mis colegas están todos panzones y con un claro cuadro clínico de ginecomastía a juzgar por la forma y tamaño de sus pectorales. Como somos la mayoría hombres no me sentí intimidado usando bóxers de baño, pues en el fondo sabía que nadie más (de ellos) se atrevería a usarlo, ¡y ese era todo el tema!, así que fui el epicentro de los chistes de mis guatones compañeros y el foco de las miradas de las niñas (compañeras de trabajo) que fueron a aquel paseo. Creo que hice bien en no usar algo tan audaz como una zunga, porque ahí si me hubieran agarrado para el leseo hasta hartarse. ….¡De pura envidia desde luego!. Ese fue mi reencuentro con el bóxer, el cual claramente evitaré usar lo más que pueda pues lo mío es definitivamente la zunga".

ZUNGUERO CHILENO: Eduardo ha usado tanto zunga como bóxer de baño y escoge a la zunga como la mejor.

 

 

 

-Cuando nos hicimos zungueros durante la vida pero fuimos criados en una familia con problemas relativos al pudor, el cuerpo y el desnudo (masculino).
Un caso similar, aunque no idéntico es el que le tocó vivir a nuestro amigo y colaborador Daniel Lara. Un orgulloso zunguero de los más osados, que se da el lujo de pasearse en zunga por las calles del balneario o de preferir muchas veces zungas más reveladores que la mayoría no se atrevería a usar, sin embargo por razones de “comodidad psicológica” ha preferido usar un bóxer mucho más discreto cuando está en compañía de su núcleo familiar cercano.

"Compré un bóxer por un tema de “Moda” pues cada vez se acepta mucho más esta prenda de baño como “Prenda Vanguardista”, y eso genera mucha más “tolerancia social” hacia el bóxer (comparándolo con la zunga), y esa aceptación social facilitaba usarlo en situaciones más familiares, en donde la forma mi cuerpo no estuviera en tela de juicio. ¡Si!, algunos miembros de mi familia creen ciegamente en eso de “vestirse para el cuerpo que uno tiene, y no para el cuerpo que uno quiere”, cosa que para mí es una completa tontería. Pero en ese contexto necesitaba una prenda que también me hiciera sentir más cómodo.

La primera vez que usé mi bóxer de baño fue en Mehuín el verano pasado, junto a mis padres. Lo había comprado recién y quería estrenarlo como Dios mandaba, en la playa, pero cuando fuimos a Puerto Saavedra, ahí me atreví a usarlo frente a toda mi familia. Ahí, pura buena onda. Ningún comentario de nadie, y aunque alguien hubiese hecho un comentario, no se los hubiese permitido. Quizás con zunga, la historia hubiese sido diferente. Pero, igual sirvió para sentirme mucho más cómodo, en una situación potencialmente incómoda. La verdad, he recibido menos críticas de mis cercanos y de los bañistas alrededor cuando uso bóxer que cuando uso zunga, porque todos lo ven más piola y menos revelador que un zunga. Y cuando eso ocurre, se escuchan menos los gritos de “hueco”, “maricón”, y todos esos epítetos pseudo-homofóbicos sustentados en la ignorancia del chileno promedio. Y con eso, también me siento más cómodo usando bóxer (en vez de zunga) cuando estoy con mis familiares.

Aún así, no cambio mis queridos zungas por nada. La zunga es mucho más cómoda, mucho más descubierta, y si nadar en bóxer es delicioso, bañarse en zunga lo es mucho más. Además, me gusta mucho más broncearme a pierna completa, y prefiero eso que dejar un trozo de la parte superior de mi pierna completamente blanca. Y lo otro es que tengo que bajar las piernas del bóxer a cada rato, porque al andar mucho se suben demasiado, y eso muchas veces no se ve bien. Ahí, nuevo punto a favor del zunga".

ZUNGUERO CHILENO: Daniel ha usado tanto zunga como bóxer de baño y escoge a la zunga como la mejor.

 

 

-Depende de tu estado de ánimo cuanto estas dispuesto a mostrar.
El “Cuan audaces somos” depende muchas veces de nuestro “Estado Anímico”, Situación emocional transitoria que se condiciona con nuestra psiquis pero también con “la química del cuerpo”. Efectivamente las endorfinas, la adrenalina, la oxitocina y por sobre todo la testosterona, entre otras hormonas y neurotransmisores tienen injerencia directa en el comportamiento y funcionamiento de nuestro cuerpo y mente, condicionándonos a ser más activos, más aguerridos, así como también volviéndonos mucho más audaces y decididos como por ejemplo para atrevernos a usar los trajes de baño “más osados”(bóxer) o “muchísimo más osados” (Zunga) en comparación con los discretos bañadores que usa la mayoría de los varones chilenos (shorts y bermudas).

 

Luis Peñaloza es parte de Los Creadores de YoUsoZunga. Como nos lo contó en ESTA MONOGRAFÍA él es de los que recientemente evolucionó desde el bermudas a la zunga pasando por el bóxer. Y aunque definitivamente ya es un “zunguero de Tomo y Lomo”, sin embargo Luis aun conserva su primer bóxer de baño y lo ha vuelto a usar recientemente.

"¿Por qué uso zunga y otras veces bóxer? Va a depender del día, del ánimo, del momento… No puedo negar que para mí mientras más rebajado es el zunga entonces tiene una connotación de mayor exposición a la mirada o escrutinio del otro. En ese sentido, un bóxer está un poco más aceptado o difundido en su uso, seguramente gracias a la televisión, o pese a ser igual de ajustado, al parecer al cubrir una mayor superficie del cuerpo moviliza menos… así es que depende… hay días de ánimo más calmo, otros más agitados, y de eso depende para mí la elección dentro de las prendas que tengo, es como un tema entre adecuación social, querer o no querer estar expuesto, y un tema anímico del momento también. ¿En lo relativo a la (exposición) del paquete? Creo que tiene que ver más con el diseño y los colores más que con la prenda… hay bóxers que se pueden remarcar mucho y zungas en que se abultan sólo lo normal, incluso algunos que te aplanan… Así es que por ese lado creo yo no hay mucha diferencia…

 

La última vez que fui a la playa, hace más o menos unas 2 semanas, elegí un bóxer porque en particular, quería ver cómo me quedaba, ya que no me lo ponía desde hace 3 años, y mi cuerpo ha cambiado bastante desde ese entonces, y para sorpresa mía, creo que me calzaba mucho mejor ahora que en ese entonces, así es que fue mi elección de ese momento… 

ZUNGUERO CHILENO: Luis usando bóxer de baño en el 2014 y en el 2017.

 

¿Zunga v/s bóxer?: No había querido colocar el “versus” porque para mí no son prendas contrapuestas, sino simplemente parte de un continuo que tiene que ver con dejar atrás el bermudas y utilizar una prenda que se fusiona con la propia piel, hay algo de la sensualidad que creo, se juega en el uso de estas prendas, y dado lo que he planteado en esta nota… ¿para qué optar por sólo una prenda? Me gusta el hecho de tener las opciones y poder elegir en el momento qué es lo que quiero usar, si ambas opciones me encantan…"

ZUNGUERO CHILENO: Luis ha usado tanto zunga como bóxer de baño y escoge a ambas como "la mejor".

 

 

 

A nuestro amigo Gabriel Figueroa ya lo habíamos presentado en esta misma nota. El dueño de Posse también opina que el Estado de Ánimo es el protagonista cuando se trata de decidir “Cuanto estamos dispuestos a mostrar” en una tarde de esparcimiento.

"Uso zungas desde hace muchos años, por comodidad es mi prenda el baño favorita, sin embargo hace algún tiempo decidí incorporar a mi guardarropas un par de bóxers de baño pues pensé que me podría ver bien usándolos.
La primera vez que usé ese bóxer fue en un viaje a las termas, me pareció más apropiado y discreto usarlo en vez de una zunga en frente a adultos mayores probablemente más conservadores que la gente más joven. Sin embargo y para sorpresa mía vi a más de algún viejito usando zungas en las termas.
¿Zungas o bóxers?: Del bóxer rescato que quedo “menos expuesto” (más protegido) a la vista de los demás, de la zunga destaco definitivamente su absoluta comodidad por sobre el bóxer. Generalmente decido que bañador usar según mi estado de ánimo, mientras más animado estoy prefiero la zunga en vez del bóxer. Actualmente utilizo ambas prendas de baño en una proporción de 50/50. Ambas me gustan y las prefiero, pero si tengo que deliberar, entonces por la comodidad definitivamente tengo que escoger la zunga".

ZUNGUERO CHILENO: Gabriel ha usado tanto zunga como bóxer de baño y escoge a la zunga como la mejor.

 

 

- En cual “Etapa de la vida” o “Edad Freudiana” estamos, también condiciona el “Cuan audaces somos”.
Pero ¿Qué hay de los estados anímicos MENOS transitorios, que duran años y que marcan “etapas” en nuestras vidas?. Etapas cuándo nos sentimos los dueños del mundo y que no le debemos explicaciones a nadie, (como en la adolescencia por ejemplo), mientras que en otras etapas seremos más serenos y “reconciliados” con la sociedad y “el sistema”.

 

Oscar es zunguero desde los 90’s, cuando la testosterona lo convirtió en un joven decidido y apasionado como para reírse de la vergüenza y atreverse a disfrutar de la sensualidad y usar zunga.  Pero ¿Qué prefiere usar hoy Oscar a los 46 años cuando aún le queda mucha juventud por vivir, pero que, sin embargo a la potencia desbordante que nos brinda la testosterona comienza a  interaccionar de igual a igual con la Madurez Mental que nos hace “menos contestatarios” y “más conciliadores” con el resto de la sociedad?

“…..Uso zunga desde el 97, cuando tenía 26 años, pero ya después de los “treinta y tantos años” (casi en los 40 la verdad), y según los cambios de la moda, es que el año 2011 me di la oportunidad de comprar un bóxer de baño. Aquel traje se veía original y pensé que podía verme bien usándolo, ¡¡Ya no eran los 80´s!! Donde se popularizó y estuvo de moda la zunga, y es por eso que necesitaba una prenda tanto para usarla junto a mis familiares, o para ir a una piscina pública y evitar las miradas indiscretas y las risitas imprudentes por la espalda, pues el bóxer no es tan distractivo para el resto de las personas.
 La primera vez que usé los bóxers fue en una piscina de El Monte, fuimos un grupo de amigos, todos usaban short de baño, excepto yo que me atreví. Eran discretos, de color azul marino, con franjas blancas en los costados, muy livianos…era la mejor opción, si bien tenía varias zungas para lucir, pensé que lo mejor era no usar algo tan llamativo. La experiencia fue muy grata, quien usa bóxer sabe perfectamente lo agradable que es entrar al agua y sentir el contacto con el agua libre y limpio, sin tela excesiva que moleste.
   Actualmente, en este verano 2017, he usado alternadamente, zunga y bóxer: en la playa de Iquique usé zunga estando solo y sin familiares cerca (varios modelos y cortes, todas de un color sobrio), mientras que en la piscina concurrida ya acompañado prefiero usar bóxers y otro modelo similar que está a medio camino entre la zunga y un bóxer.
  ¿Zunga o Bóxer?: ¿qué seguiré usando?, los bóxer seguirán en mi vestuario, pero solo los usaré cuando haya personas que no entiendan (ni respeten) mi gusto, ¡para no molestar a nadie!….sin embargo, si mi personalidad me sigue acompañando, seguiré fiel a la sunga: La zunga es muchísimo más cómoda para mi, resulta más liviana a la hora de nadar o bañarse, uno se broncea mejor, es de rápido secado, se adhiere al cuerpo y en la playa no junta arena como los bóxer o short de baño.
Me gusta las zungas de lycra tradicional, esa con tintes “ochenteros”, bien ceñida al cuerpo, esa que a uno lo hace sentir liviano, ágil, que permite nadar, corretear y sentirse libre…. Además usando la zunga uno recibe más miradas…."

ZUNGUERO CHILENO: Oscar ha usado tanto zunga como bóxer de baño y escoge a la zunga como la mejor.

 

 

 

-Cuando naciste en un lugar/tiempo en que usar zunga era lo “normal” pero luego dejó de serlo.
Algo diferente ocurre a los varones que nacieron o fueron criados “Cuando”, “Donde”  y “Con Quien” la zunga era la prenda de baño de uso común de todos los varones en general. Para estos muchachos la zunga nunca tuvo connotación negativa alguna, pues estaba incorporada no solamente en sus vidas, sino que también en la vida de sus familiares, de sus amigos, de sus compañeros de estudios, colegas del trabajo, vecinos, compatriotas,etc. como si fuera “una prenda más” e igual a cualquier otra prenda de vestir. Sin embargo ¿Qué pasa actualmente con estos varones en una sociedad como la nuestra que desaprueba el uso de la zunga?

 

Miguel de Santiago  nació a fines de los 60’s cuando usar zunga era común, En su familia su padre y hermano también usaban trajes de baño similares y como si todo esto fuera poco Miguel vivió varios años de su niñez, adolescencia y juventud en Venezuela, donde la zunga era el traje de baño masculino “obligatorio” hasta hace pocos años. Hace ya un buen tiempo que Miguel volvió a Chile…. ¿Zunga o Bóxer?.

"……No recuerdo como fue, porque fue, ni donde fue, pero creo que usábamos bóxer antes que usáramos sunga, o ¿antiguamente los trajes de baño eran más parecidos a un bóxer?… ¡no lo sé!. Después como que dejaron de usarse los bóxers o se redujo el tamaño y surgió la sunga, Entonces usaba indistintamente sunga y shorts (nunca bermudas) dependiendo del lugar, las personas y las circunstancias. Luego volvieron a reaparecer los bóxers, pero ahora son más parecidos a la ropa interior o calzoncillos y ese es un motivo por el cual  los bóxers no me gustan mucho. Los de antes eran más como un bañador o traje de baño"

 

Miguel nos cuenta además que tiempo atrás vio un par de bóxers que le parecieron bonitos y originales, lo cual le hizo pensar que estos podrían quedarle cómodos, verse bien y quiso probarlos: "Lo pensé también para usarlos con ciertas personas o en ciertos lugares donde “no se puede usar sunga”, y por eso actualmente uso indistintamente sunga o bóxer dependiendo de donde me encuentre, con quien me encuentre y en qué circunstancias me encuentre en ese momento, pero sí creo que para mí es  mucho más cómoda la sunga y trato de usarla lo más posible y cuando no se puede usar sunga (Acá en Chile y en otros países latinoamericanos por ejemplo) entonces uso el bóxer encima de la sunga".

Mi actual colección de zungas y bóxers. ¿Queda claro cuál de las dos es mi prenda favorita?

 

ZUNGUERO CHILENO: Miguel ha usado tanto zunga como bóxer de baño y escoge a la zunga como la mejor.

 

 

 

Devanir Da Silva también es parte de Los Creadores de YoUsoZunga. El es chileno pero vivió toda niñez en Suecia donde la zunga es el traje de baño más usado por los varones. Como si esto fuera poco el padre de Devanir es brasileño “¡¡El país de las zungas!!! Por lo tanto para “El Deva” la zunga fue siempre su referente cuando de “trajes de baño de hombre” se habla. Ya de adulto Devanir se radicó definitivamente en Chile, y aunque nunca dejó de usar zunga ni tampoco se dejó intimidar por los ataques y comentarios “zungafobicos” de nuestros compatriotas (¡Que valla que si los tuvo!) sin embargo hace algunos meses nuestro amigo decidió probar por primera vez el bóxer de baño.

 

"Buscaba un remplazo (sin saberlo temporal) para mi antigua zunga corte brasilero, prenda de baño que estaba forrada completamente, tanto por delante como por detrás (doble tela), y esta característica que en un principio le daba a la zunga un muy buen calce, sin embargo con el paso del tiempo acorta la vida útil de la prenda, venciéndose la lycra y con ello formando una antiestética bolsa en la parte trasera. Buscando una nueva experiencia quise probar con el bóxer de baño, pues no los había usado nunca así como tampoco sabía cómo se sentía usarlos, por lo que fui a una de las tiendas SPARTA, en Mall Plaza Egaña y me compré un bóxer de baño (negro con franjas verdes) marca Speedo, el cual me resultaba bonito a la vista, además de mantener el mismo fácil secado de la zunga. Sin embargo, el bóxer de baño presentó ciertas carencias que no me dejaron completamente satisfecho. La comodidad en la ingle es una de ellas, a diferencia de la zunga el bóxer se dobla ahí y ese doblez molesta bastante. Tampoco me gustó como queda el bóxer atrás, aunque a diferencia de mi antiguo zunga brasileño este bóxer tiene solamente una tela en la parte trasera, sin embargo también se forma una bolsa trasera.
Veredicto Final: Seguiré usando mi bóxer, será una relación esporádica pero ahora me buscaré una zunga cómoda nueva, eso sí de una sola tela en la parte trasera. Definitivamente prefiero la zunga".

ZUNGUERO CHILENO: Devanir ha usado tanto zunga como bóxer de baño y escoge a la zunga como la mejor.

 

 

 

 

-Cuando eres nudista pero debes acudir a balnearios donde la desnudez está prohibida y el bañador es de uso obligatorio.
Algún tiempo atrás no muchos chilenos se atrevían a reconocer públicamente su curiosidad o afición por nadar y tomar sol completamente desnudos, menos en un país como el nuestro que llega a niveles tan enfermizos como por ejemplo objetar y desagradarse si un varón llega a quitarse la camiseta en la vía pública durante un día de calor. Sin embargo “Después de Tunick” cada vez son más los chilenos que se han atrevido a experimentar el nudismo en playas nudistas o solitarias, y  a su vez el uso del bóxer y la zunga en las playas tradicionales.

 

Aquí les presento mi propio testimonio. Ya lo saben mi nombre es Juan Maulén, también soy parte de Los Creadores de YoUsoZunga.…. ¡y sí!, además de zunguero soy nudista también. Y aunque en gran medida me siento identificado con las opiniones de Gabriel y Luis (en lo relativo a que El Estado de Ánimo es un condicionante de nuestra sensualidad y del “Cuanto Mucho” de nuestra masculinidad nos sentimos a gusto y dispuestos de exponer ante la mirada de los otros), sin embargo es enmarcado en mi experiencia como nudista y “gozador del desnudo” que fundamento mi opinión y preferencia entre la zunga y el bóxer.

 

"Alrededor del año 2000 comencé a practicar el nudismo/naturismo, desde entonces no usé ningún tipo de bañador durante varios años. Tiempo más tarde y por “motivos laborales” tuve que comprarme un traje de baño. ¡Por nada del mundo quería volver a usar bermudas!, pero por el carácter “formal de la situación” tampoco se prestaba la cosa para comprarme una cómoda e indolente zunga, que es lo que hubiese preferido usar. Fue entonces que decidí comprar mi primer bóxer de  baño, a modo de “termino medio” o “consenso”, sin embargo y en la práctica este bóxer nunca entregó a cabalidad la comodidad que yo buscaba.

Si, efectivamente cuando te quitas el bermudas y la camiseta y quedas solamente en bóxers al sol te sientes a tú completo gusto, ¡¡Muchísimo más cómodo, confortable y practico que en bermudas!!, Sin embargo con el paso de los minutos y las horas te vas dando cuenta que esa comodidad inicial empieza a mermar, y podrías sentirte muchísimo más cómodo si el bóxer fuera más delgado, más pequeño, más rebajado en la ingle, con mejor sujeción, etc.

A partir de entonces, y en paralelo a la práctica del nudismo, he seguido probando distintos bóxers y zungas en varios balnearios donde el traje de baño es estrictamente obligatorio, y sin lugar a dudas las zungas me han resultado superlativamente mejores, más cómodas y más funcionales que los bóxers de baño. Como nudista se los digo: he probado *algunas zungas tan cómodas (no todas) que a ratos he llegado a olvidar que las llevaba puestas, sintiendo como si realmente estuviese COMPLETAMENTE desnudo bajo el sol, ¡como a mí me gusta estar!, y esa incomparable sensación nunca la he logrado experimentar con ninguno tipo de bóxer de los que he usado.

ZUNGUERO CHILENO:  Juan ha usado tanto zunga como bóxer de baño y escoge a la zunga como la mejor.

 

 

El marcador final no miente y es tajante.  Con un radical y claro 9-1 y por goleada La Zunga resulta vencedora por sobre El Bóxer de Baño para la opinión de quienes REALMENTE usamos este tipo de prendas.

¿Serían entonces factores como la culpa, el miedo, la vergüenza, la falta de carácter, las fobias sociales y “el moralismo conservador” lo que nos impide a los chilenos reconocer que si socialmente se nos permitiese, entonces la mayoría de los varones chilenos preferiríamos usar la zunga tal como ocurre en otros países del mundo?, …….¿Como en Brasil por ejemplo?

 

 

 

-Comodidad Técnica y Comodidad Psicológica: Dos conceptos diferentes.
Cada vez es más común hablar de “Experiencias” o “Experiencias Memorables” No solamente para referirnos a las “Actividades de Esparcimiento o turísticas” que se adquieren en el mercado similares a Un Bien o Un Servicio. Hoy también hablamos de “Experiencias Memorables” para referirnos a nuestras propias vivencias personales, aquellas que atesoramos en nuestros recuerdos pues fueron radicales en nuestro camino por la vida y marcaron un antes y un después.

La "Comodidad Psicológica” entonces es un factor fundamental e igual de importante que la “Comodidad Técnica” en nuestra experiencia con el bóxer y la zunga, pues, no nos servirá de mucho que estas prendas sean técnicamente hablando las más practicas y confortables del mundo, si por otro lado nuestras experiencias con ellas han sido “traumáticas” al verse teñidas con la “Angustia” que proviene de la vergüenza y la culpa.

Rodolfo Carter relata en LUN una experiencia traumática con la zunga durante su niñez, mientras que por su parte Denis Pedreros recuerda en La Cuarta la zunga que su padre le regaló durante su niñez.

http://www.lun.com/Pages/NewsDetail.aspx?dt=2013-01-07&PaginaId=28&bodyid=0

http://www.lacuarta.com/noticia/denis-no-se-hace-rollos-para-usar-zunga/

 

 

-Round #3: Comodidad Técnica.


Para definir cuál de ambas prendas presenta mayor  “Comodidad Técnica” hemos realizado una pequeña encuesta entre usuarios que usan o han usado tanto zungas como bóxers de baño. Esta encuesta está desglosada entre varios “Ítems  de comodidad” ya que una prenda podría parecernos más cómoda en algunos aspectos pero en otros no tanto.

-Algunas observaciones y conclusiones sobre la “Comodidad Técnica”:

-La zunga es superlativamente superior al bóxer en CASI todos los aspectos de “Comodidad Técnica” según la opinión particular (y promedio) de los zungueros.

-El bóxer resulta “Técnicamente más cómodo” que la zunga UNICAMENTE cuando se utiliza para la práctica de deportes en tierra (futbol, voleibol, running, etc.). Una de las explicaciones posibles es la similitud del bóxer con el short (mientras que la zunga se parece más a un calzoncillo). El bóxer minimiza el roce entre los muslos que provoca erosión e irritación en la piel. Por otra parte el 33,7 que prefiere la zunga podría estar privilegiando “la sujeción genital” durante la práctica de deportes.

-Tanto la zunga como el bóxer resultan ser igualmente preferidas (50/50) a la hora de ser usados como “Ropa de vestir”, ya sea en casa o para movilizarse por la playa.  Quizás si nuestro “paradigma de Ropa de Vestir” incluyera también al calzoncillo y no únicamente a los pantalones largos y cortos (shorts), entonces la zunga podría empezar a resultarnos más “técnicamente cómoda” aun y comenzaría a superar al bóxer en este ítem.

-Un promedio de 80% contra 20% confirma la superioridad  absoluta de la zunga por sobre el bóxer de baño. Sin embargo ambas prendas en conjunto resultan ser superlativamente superiores en "Comodidad Técnica" en relación al short y al bermudas de baño también.

 

 

 

 

-Round #4: Comodidad Psicologica.


La “Comodidad Psicológica” es un factor más complejo aun, ya que depende en gran parte de “la historia de vida” de cada zunguero. Es por eso que este Ítem de “Comodidad Psicológica” lo hemos sub dividido en dos grupos, un resultado estadístico para los chilenos que SE HICIERON ZUNGUEROS en algún momento de sus vidas, y otro resultado estadístico para quienes HAN SIDO ZUNGUEROS desde que tienen uso de razón.

-Algunas observaciones y conclusiones sobre la “Comodidad Psicológica” de los que SE HICIERON zungueros:

-Pese a que la zunga resulta ser 80% Técnicamente Cómoda en relación al bóxer, sin embargo en la "Comodidad Psicológica" desciende al 60%. Lo cual nos confirma que “quienes se hicieron zungueros” están priorizando el bóxer por razones de “convivencia social” más que por gusto personal.

-Quienes se hicieron zungueros prefieren usar bóxer y “taparse más” delante de la familia paterna (padres, tíos, hermanos, primos, etc.) quizás porque “La Familia paterna CHILENA” simboliza “la crianza” a través la represión, la culpa y la vergüenza. Sin embargo estos mismos zungueros se sienten mucho más seguros de usar zunga frente a su pareja e hijos, quienes estarían simbolizando lo que cada uno de ellos “está construyendo” y “corrigiendo” en sus vidas.

-Quienes se hicieron zungueros sienten menos vergüenza de usar zunga y estar más destapados frente a quienes “NO SON  parte de su familia”, llámese amigos y completos desconocidos. A su vez ninguno o casi ninguno de ellos usaría zunga frente a sus jefes o compañeros de trabajo, lo que podría reflejar que para ellos la zunga es percibida como una prenda “informal" y también "irreverente”

-Pese a que la “Comodidad Psicológica” de la zunga cae notablemente en relación a la “comodidad técnica”, sin embargo la zunga sigue siendo preferida frente al bóxer en una relación de 60-40-

 

 

 

-Algunas observaciones y conclusiones sobre la “Comodidad Psicológica” de los que HAN SIDO zungueros durante toda su vida:

-Para los que Han Sido Zungueros durante toda la vida, el porcentaje de “Comodidad Psicológica” de la zunga con respecto al bóxer es exactamente el mismo que el porcentaje de “Comodidad Técnica” (80/20). Lo que confirma que la "Comodidad Psicológica” depende en gran medida de la crianza que ha tenido la persona.

-Para quien ha sido zunguero durante toda la vida, da casi lo mismo usar zunga en frente de conocidos, desconocido, amigos o parientes, pues estos zungueros NO fueron educados desde niños para sentir vergüenza de su propio cuerpo frente a los demás.

-Aunque quien ha sido zunguero de toda la vida  se siente más cómodo usando zunga (en vez de bóxer) junto a toda su familia, sin embargo se sentirá mucho más cómodo usando la prenda junto a sus padres y hermanos que en comparación con sus primos, tíos, abuelos, etc.  Esto se puede explicar pues sus padres y hermanos también eran zungueros, pero sin embargo recibieron algunas observaciones negativas con respecto a sus zungas durante la infancia por parte de sus primos, tíos y abuelos.

-Pese a que el zunguero de toda la vida se siente igual de cómodo usando zunga junto a cualquier persona, sin embargo la salvedad ocurre junto a los jefes y compañeros de trabajo. Quizás los zungueros de toda la vida están “sobre consientes” que su falta de pudor debe ser “automoderado” en lugares donde las relaciones sociales son más formales o “verticales”.

 

 

-Conclusiones finales:

Finalmente la zunga ha demostrado su superioridad irrefutable por sobre el bóxer de baño y junto con ello también ha demostrado su superioridad superlativa por sobre otros trajes de baño más largos y holgados como lo son el bermudas y el short de baño.

 

Tal parece que la nueva fascinación que están comenzando a experimentar los chilenos con el bóxer de baño corresponde(ría) más bien a una tendencia mundial de “re-aceptación” hacia los bañadores ceñidos, y que lentamente nos llevará a un descenso paulatino del tamaño de los trajes de baño masculinos hasta que en un futuro incierto nuevamente volvamos a atrevernos con la zunga como ocurría en Chile en los 70’s y 80’s.  Pero sin embargo ¿Deberíamos restarle peso y protagonismo al bóxer como una prenda de inferior calidad con respecto a la zunga? O por el contrario ¿El bóxer de baño tendría un “Peso Especifico” y “Brillo propio” dentro de las múltiples posibilidades que hoy en día se nos ofrecen a los varones chilenos mientras que años atrás nuestras posibilidades parecían ser mucho más limitadas y acotadas?.

 

Más que un “sucedáneo de zunga” el bóxer de baño también podría plantearse como “una nueva prenda social” que nos permite interactuar en múltiples situaciones. Y aunque es evidente que “el mundo zunguero” ya tiene más que clara su prenda favorita (La Zunga), sin embargo hasta el más acérrimo y experimentado de los zungueros también esconde en el fondo de su guardarropas algún bóxer de baño que le ha sido de utilidad en alguna situación más compleja, esperando nuevamente el momento indicado para volver a sernos de útil cuando menos lo estemos pensando. 

ZUNGUERO CHILENO: El clavadista chileno Donato Neglia acostumbra a usar zungas en la práctica de su deporte como también a modo de “prenda recreacional”. Sin embargo para ciertas ocasiones Donato también guarda un Bóxer de baño en su guardarropas.

 

 


…Dudas?, sugerencias?, consultas?, aportes? ....Contáctate con nosotros al e-mail     yousozunga@gmail.com