(ZUNGA) PENEKINI -[FETICHE]-

(ZUNGA) PENEKINI -[FETICHE]-

El Penekini es un traje de baño masculino muy diminuto que emula en forma la mitad (derecha o izquierda) de un sutien de baño. El Penekini está construido por un trozo de tela de un lado más corto que otro; el lado más ancho sirve para cubrir el pene y los testículos, mientras que el lado más delgado se introduce entre las nalgas como un colaless o sutien. Pero a diferencia de aquella prenda presenta un solo lateral dejando la otra cadera al completo desnudo.

Al igual que otros calzoncillos de baño masculinos y zungas, el Penekini está fabricado en Lycra de distintos colores y puede ser comprado en tiendas online.

 

-Ventajas del Penekini: Mínimo peso, menos líneas de bronceado, diseñado para entrar al agua y luego quitárselo fácilmente para poder nadar desnudo mientras se usa el bañador como pulsera.

-Desventajas del Penekini: considerado escandaloso en muchos balnearios, necesidad de depilación pues no cubre la pelvis sino que únicamente el pene y los testículos.

 

Pese a su relativa “practicidad” el Penekini es considerado una prenda “Fetiche Sexual” y no una prenda “funcional” ya que su diseñador Alfredo Barraza  concibió a este bañador como una prenda para “acaparar todas las miradas en la playa”

Distintos zungueros usando Penekini.

 

 

La Historia del Penekini:
Pese a que este bañador es algo similar al cordón con que se amarraban el pene los atletas en los Juegos Olímpicos de la Antigua Grecia, el Penekini fue creado recientemente el 2014 por el diseñador colombiano barranquillero Alfredo Barraza.

Durante el año 2015  su creador habló en exclusiva para el desaparecido portal de internet Primizia.co, en donde se refirió a su traje de baño como “algo que tenía en mente hace muchos años”, atribuyéndole su inspiración al hecho de haber vivído en los lugares más exclusivos y liberales del mundo, lo que (según sus palabras) le habría permitido ir un paso adelante por sobre otros diseñadores.

El colombiano Rafael Barraza es dueño de una connotada trayectoria profesional que incluye, además del Penekini, diseños de alta costura, así como también el vestuario de “Las Misses” de su país.

 

Definitivamente al leer la entrevista en Primizia.co no podemos abstraernos al hecho que existe una buena dosis pretenciosa y quizás algo de “narcisismo profesional” y  también poca autocritica en las palabras de Barraza, ya que según consta literalmente en dicha entrevista Había la necesidad de que los hombres mostrarán más de lo que se les permitía, sin parecer vulgares ni obscenos. Por eso, tras meses de estudio con mi equipo de diseño, expertos en ergonomía textil y colaboradores de la RAE, logré lanzar esta pieza”  palabras que podríamos poner en duda, ya que no nos consta que las supuestas necesidades de los usuarios de trajes de baño hubiesen sido detectadas utilizando algún estudio de campo serio, o si por el contrario fueron solo necesidades especulativas del equipo de trabajo, tampoco queda claro si las supuestas metas autoimpuestas por Barraza fueron alcanzadas ya que seguramente muchos encontraran que el Penekini corresponde  precisamente a una prenda “vulgar y obscena” totalmente carente de glamor.

Sin embargo no podemos desconocer que un “sujetador” de genitales, como el Penekini, podría ser un traje de baño completamente practico y cómodo de usar, siempre y cuando lo entendamos como un objeto funcional y no como un elemento de supuesto “prestigio y clase” como lo que Barraza dio a entender que su bañador supuestamente cumpliría. Ya que si buscamos algunos testimonios en internet al parecer efectivamente sujeta muy bien los genitales y efectivamente no se sale.

 

No podemos desentender que en las palabras de Barraza hay mucha retorica con el fin de publicitar su producto, tampoco podemos desconocer que la estrategia publicitaria consiste en darle a entender a los varones que quienes no gusten del Penekini serían supuestamente entonces hombres machistas, sin cultura, sin clase y sin mundo, como se puede inferir al leer las siguientes declaraciones de Barraza. “……su nombre proviene de la unión del pene, con el bikini, esa prenda que hoy deja de ser exclusiva para mujeres….  ….Los hombres han deseado ser admirados, vistos. Hoy, con el penekini encima, todos pueden logran la sensación de ser el centro de las miradas, con un toque de picardía y glamour…..  ….Sé que en nuestro país (Colombia), y sobre todo en la región Caribe, existe aún ese pensamiento machista y retrograda en algunos. No los culpo. Pero creo que con el penekini encima, aprenderemos una lección muy valiosa. Le pido a mi país, a mi gente, que me den una oportunidad y le den una al penekini”

Pese a que Barraza definió su bañador como un elemento de distinción y clase, sin embargo el Penekini está más cerca de ser percibido como una prenda erótico-fetichista.

 

Vistas frontal y trasera de un Penekini de color negro en uso. Nótese que la depilación se hace casi obligatoria para quien decida utilizar esta prenda de baño.

 

Un Penekini de color negro sin ser vestido.

 

 

 

¿Fue o no fue un existo el Penekini?
Aunque originalmente fue anunciado como “El último grito de la moda” sin embargo en la práctica el Penekini nunca logró masificarse en las playas del mundo. Aunque en su momento fue muy promocionado con la ayuda de los medios, contribuyendo a que hoy este traje de baño esté incorporado al imaginario colectivo, aunque su uso sea prácticamente nulo e inexistente.

    Una muestra de su bajo éxito comercial han sido sus puntos de venta. El Penekini originalmente fue lanzado para ser vendido en Amazon.com (US$ 4.50) para posteriormente ser vendido masivamente en el retail (Supermercados JUMBO/Cencosud-Colombia, Sao y Exito por ejemplo) sin embargo dichas alianzas estratégicas nunca se concretaron y hoy en día el Penekini sigue siendo un artículo que solo se vende en el ciberespacio a precio módico.

En el comercio electrónico podemos encontrar distintos Penekinis de distintos colores y marcas. Sin embargo este producto nunca llegó a las tiendas del comercio establecido.

   

    Una de las erróneas señales del supuesto éxito del Penekini fue la repentina aparición de un par de varones que lo utilizaron inesperadamente en el famoso balneario de Marbella en España, sin embargo y con el correr de los días se supo que dicha dupla de varones correspondía a los participantes del Reality Show británico “The Only Way Is Essex” en donde los participantes debían como parte de la competencia usar el penekini de manera pública. Posteriormente algunos medios como Clarin.com retransmitieron la noticia dando a entender erróneamente que la aparición del Penekini había ocurrido supuestamente en Brasil, generando el efecto "bola de nieve" haciendo parecer al Penekini como un supuesto fenómeno que estaba invadiendo las playas de Brasil, fenómeno que demás está decir nunca existió, o acaso ¿Alguien ha visto a algún veraneante en Penekini durante sus vacaciones en los últimos 3 años?

Los personajes del Reality Show “The Only Way Is Essex” son prácticamente los únicos hombres que han sido fotografiados usando el Penekini, y estas imágenes fueron utilizadas para difundir la falsa noticia que el Penekini, supuestamente, causaba “furor” en España y Brasil.

 

Canción “El Penekini” por Mauro Lecornel.

 

 


…Dudas?, sugerencias?, consultas?, aportes? ....Contáctate con nosotros al e-mail     yousozunga@gmail.com