NOSTALGIA OCHENTERA, DESNUDEZ Y ZUNGA:

03.09.2015 16:20

 

NOSTALGIA OCHENTERA, DESNUDEZ Y ZUNGA:

¿Está la moda televisiva ochentera siendo capaz de reconocer que en décadas anteriores los chilenos vivíamos mucho mas desnudos que como lo hacemos hoy en día?

  Una verdadera sed por recordar la década de los 80’s se vive en Chile desde hace ya algunos años, ¡y no es para menos!, sobre todo si entendemos que parte importante de nuestra “emocionalidad” como país se encuentra precisamente en aquella inolvidable e intensa década que, muchas veces recordarla, nos llena el corazón de alegría y sufrimiento a la vez.

 Esa emoción que los brasileños llaman "Saudade" (sin traducción) y que comúnmente al español denominamos como "nostalgia", es precisamente esa Palabra/Emoción la que convierte a la década de los 80’s en un “espacio tiempo” que los chilenos sentimos muchas veces como la década del “antes, el durante y el después” de nuestro país; de nuestra historia; de nuestras vidas.

 

El final de la serie de TV Los 80 y el debut de Secretos en el Jardín (entre otros) se han robado las portadas de los matutinos nacionales, la película chilena "NO" fue nominada a los premios Oscar, y la banda de rock "Voz de los 80” (Los Prisioneros) se convirtió en película y serie de televisión. El éxito de estas producciones nos transporta y nos hace recordar sobre como éramos en aquellos años. Nuestra vida, nuestros anhelos, nuestras costumbres, nuestra ropa, etc.… ¡SI!, ¡También Nuestra ropa!, ¡las modas textiles y todo lo que ello implica!, y si de modas y vestuario masculino de los 80’s queremos hablar resulta también muy interesante y apropiado hacerse la siguiente pregunta:

¿Está la nueva moda televisiva ochentera siendo capaz de reconocer que en décadas anteriores los chilenos vivíamos mucho mas desnudos que como lo hacemos hoy en día; que esta "desnudez" no escandalizaba a nadie en el país; Y que además de todo esto en Chile era muy común y aceptado el uso de la zunga en playas y piscinas?

 

_______________________________________________________

 

 

 

Quienes nacimos y crecimos antes o durante la década de los ochentas sabemos que fuimos nosotros los hombres los que históricamente estuvimos siempre MAS DESNUDOS que nuestras compañeras las mujeres por ejemplo al vestir nuestros pequeñísimos y ceñidos trajes de baño mientras ellas vestían sus enormes “enteritos” de una pieza en la piscina, éramos nosotros los hombres los que dormíamos desnudos o en calzoncillos mientras las féminas usaban una larga camisa de dormir hasta los talones, éramos nosotros los varones los que pasábamos el verano en nuestros cortísimos pantalones cortos-cortos, y por cierto combatíamos el calor con la camisa desabotonada o derechamente sin camisa en verano. Éramos nosotros los hombres los que nos identificábamos con la imagen retorica del varón trabajador, proveedor, apasionado, fuerte y viril sin camisa, mientras que la mujer chilena, como una correcta señora llena de virtudes, muchas veces era ella misma la que se sentía cómoda y más segura estando “correctamente vestida” de pies a cabeza incluso dentro de su propia casa con más de 30 grados en verano.

Sin embargo desde el 1980 hasta 2015 este país claramente en más de alguna cosa ha cambiado.

Familia almorzando en el balcón de su departamento en el Chile de los 80’s. Como salta a la vista el padre de familia se encuentra sin camisa junto a su esposa quien se encuentra “correctamente vestida”.

 

En los 80’s ningún varón chileno que estuviera cómodamente descamisado en casa hubiera corrido a ponerse una camisa porque llegaron visitas a casa. Tampoco ninguna fémina se hubiese escandalizado al ver al dueño de casa que ella visitaba sin polera, ya que lo más probable es que los parientes varones de ella, sus hijos, sus hermanos, su papá, su marido, etc. también cultivaran la costumbre de estar descamisados en casa junto con ellas.

 

Papá sin polera en el living de su casa junto a su señora, hijos y otros niños más. Mientras los demás están “correctamente vestidos”, el varón adulto podía estar cómodamente descamisado en casa sin despertar la molestia ni objeción de los demás que estaban “correctamente vestidos”, ya que en los 80’s la (semi)desnudez masculina se consideraba normal y se practicaba con mucha más frecuencia que la (semi)desnudez femenina (esta última era considerada la mayoría de las veces como inapropiada).

 

ZUNGUERO CHILENO. Varón chileno disfrutando del caluroso día en short y sin polera mientras su esposa se encuentra “Correctamente” vestida como era muy común en el Chile de los 80’s. En un país que toleraba tanto la desnudez masculina entonces también era muy común el uso de zungas hasta por los hombres más conservadores.

 

ZUNGUERO CHILENO. Padre chileno que en los 80’s toma once sin camisa en casa junto a su esposa, su madre y su hijo varón.

En los ochentas era considerado completamente normal y común que un hombre adulto estuviera descamisado en casa en frente de cualquier persona (hombre, mujer o niño) y que además esta escena fuese “fotografiable” pues a nadie en los 80’s le hubiese parecido extraño incorporar una fotografía de esta naturaleza al álbum familiar.

Tan normal era a principios de los 80’s que los hombres estuviéramos mas desnudos que usar un zunga también se consideraba normal.

 

 

 

El reducido y pequeño traje de baño masculino en Chile antes de los 90’s.

Aunque muchos identificamos plenamente las costumbres “desnudas” del chileno de antaño sin embargo algo diferente y mas nebuloso ocurre cuando intentamos identificar el tipo de traje de baño que comúnmente usábamos los hombres hasta la década de los 80’s. Ese pequeño pantaloncito corto de tela sintética ceñido al cuerpo del tamaño de un calzoncillo que usábamos en los 80’s los hombres para nadar… ¿un zunga?, ¡SI!, ¡Un zunga!. Algo ocurre en nuestra memoria cuando tratamos de recordar el traje de baño ochentero que usábamos cuando éramos mas jóvenes, adolecentes o niños….

 

-¿Cómo se llamaba Pepe el traje de baño que se usabamos en el año ochenta?. Ojala pueda encontrar uno de esos para comprarlo en internet ahora, porque este bermudas de porquería se me infla entero y se llena de arena.

 

-¡Zunga!. Se llamaba zunga.

 

-¡No pos Pepe!, zunga se llama ese traje de baño que parece calzón de mujer, yo te pregunto por ese traje de baño que usábamos los hombres en el año ochenta que era como un short muy muy cortito , algo ajustado y que era súper cómodo y no se inflaba en el agua.

 

-Zunga!!!, Te digo Lucho que se llamaba zunga!!

 

-Que te digo que no era zunga!, el zunga es ese horrible calzón chico de maraco ordinario que se usa para “mostrar” y "que te vean" el paquete en la playa!!!;  Este traje de baño del cual yo te hablo casi no se veía un bulto cuando uno lo usaba.

 

-Zunga!!! Te digo que se llamaba zunga!, Ni a ti ni a mí se nos veía el paquete en ese traje de baño porque teníamos  como ocho años no más pos Lucho.  Al papá y al tío Octavio tampoco se le marcaba el paquete porque usaban zungas anchos de telas gruesas, pero el hijo del tío Octavio, ósea el primo Pato que tenía 17 a él si se le marcaba el paquete porque el usaba zunga de nadador, acuérdate que él era grumete de la Escuela Naval.

 

-Te insisto Pepe que NO es un zunga!!!, yo siempre escucho que en los 80’s se usaba zunga, pero yo nunca usé un zunga en mi vida, ni yo ni nuestro papá ni tu tampoco, de hecho nunca vi en Viña jamás en vida un hombre en zunga, eso que dicen que en Chile se usaba zunga en Viña en los 80s es una invención o un mito urbano nada más.

 

-Que te digo que tú y yo y nuestro papá tambien usabamos zunga cuando fuimos a Viña el año ochenta!! Ósea , lo que usabamos era un zunga, aunque en ese entonces NO SE LLAMABA ZUNGA!, se llamaba simplemente “traje de baño de hombre” porque no había otro traje de baño mas para hombre en esa epoca, pero si te muestro una foto veras que lo que usábamos tú, yo, papá, nuestros primos y tios y todos los demas hombres en Caleta Abarca en los 80’s era lo que hoy llamamos zunga.

Ese mismo traje de baño que usabas cuando joven en los 80’s que tanto echas de menos usar es el mismo traje de baño del cual hoy en día te burlas con horror y critícas a quien lo usa….. y si no me crees, ve a buscar el álbum de fotos del verano del 80’s y mírate que estas usando…

 

¡¡¡SORPRESA!!!    ¡¡¡ESTAS USANDO UN ZUNGA!!!

ZUNGUEROS CHILENOS  Durante el año 1980 en las playas de Viña del Mar. (Fíjate también en los calzoncillos de baño de los bañistas que están más atrás)

SORPRESA!!!, EN LOS OCHENTAS USABAMOS ZUNGA!!!....

...... aunque muchos hoy día no tienen real conciencia de lo que con naturalidad en los 80’s todos usábamos.

 

ZUNGUEROS CHILENOS. Grupo de amigos en la playa en el verano 1979/80 vistiendo calzoncillos de baño. (Fíjate también en los calzoncillos de baño de los bañistas que están más atrás)

SORPRESA!!!, EN LOS OCHENTAS USABAMOS ZUNGA!!!....

...... aunque muchos hoy día no tienen real conciencia de lo que con naturalidad en los 80’s todos usábamos.

 

ZUNGUEROS CHILENOS. Muchos jóvenes en zunga a principios de los 80’s en la Piscina Tupahue ubicada en el Cerro San Cristóbal en la ciudad de Santiago.

SORPRESA!!!, EN LOS OCHENTAS USABAMOS ZUNGA!!!....

...... aunque muchos hoy día no tienen real conciencia de lo que con naturalidad en los 80’s todos usábamos.

Fuente: http://www.lanacion.cl/noticias/galerias/vida-estilo/como-eran-tus-vacaciones-en-los-80-mira-este-registro-del-archivo-de-la-nacion/2014-01-16/180726.html

 

 



Los cincuentones del 2015, la última generación de chilenos que estuvo felizmente desnuda.

Durante las décadas de los 70’s y 80’s se vivió en el mundo una verdadera sed de nostalgia por revivir los años 50’s. En Estados Unidos se inauguraban restaurantes ambientados en dicha época (Checkers, Rally´s), mientras que en el cine se estrenaban películas como Greese/Brillantina (1978) y  Back to the Future (1985). Por su parte en la pantalla chica disfrutábamos de Ron Howard y Henry Winkler en la serie Happy days (1974-1984). Todas producciones audiovisuales ambientadas en la década de los 50’s.

La necesidad de Nostalgia es algo arraigado en nuestra condición humana porque nos invita a trasportarnos generalmente hace 20 o 30 años en el pasado cuando éramos unos adolecentes para así poder realizar un balance sobre quienes somos, quienes éramos, a donde queríamos ir y si finalmente hemos llegado a donde algún día nos lo propusimos.

 

Una generación se asocia generalmente con la gente que vivió su juventud entre los 18 y 23 años pues es precisamente durante estos años cuando se afianzan los intereses personales, las ideas propias y los proyectos de vida. Por consiguiente cuando Los Prisioneros componían su canción La Voz de los 80 en el año 1983 que hablaba precisamente de la nueva generación ochentera dispuesta a cambiar al mundo, hoy en 2015 son precisamente estos ex adolecentes los cincuentones que mueven el mundo con sus cargos de poder.

 

Son los cincuentones de hoy en día la última generación de adolecentes que vistió masivamente de shorts cortos-cortos muy cortos durante todo el verano por las calles de su barrio en la playa y en las clases de educación física en el colegio. Son los cincuentones de hoy a última generación de hombres que para que papá les dieran un par de lucas y permiso para salir el fin de semana tuvieron que lavar el auto en la calle con manguera y Rinso y obviamente sin polera para no ensuciar la ropa. Son los cincuentones de hoy los que aprendieron en los 80’s que en verano se dormía desnudo o en  calzoncillos y sin camisa. Son los cincuentones de hoy la última generación que realizo obligatoriamente el servicio militar y tuvo que compartir las duchas publicas en los camarines del regimiento, las duchas de la cancha de futbol, las del camarín del colegio, de la fábrica donde trabajaban después de la jornada laboral, etc. Son también los cincuentones de hoy en día la última generación de chilenos que en su adolescencia jugaban al futbol en la plaza sin polera o se la quitaban por puro placer de disfrutar de aire y el sol. Son también la última generación que vistió masivamente de zunga en las playas y piscinas del país sin vergüenza alguna,  porque a la generación de los 80’s se le educó para no sentir vergüenza ni miedo de estar desnudos.

Ex adolecente sin polera (ahora un cincuentón) recorriendo la 8va Región junto a su familia en los 80’s.

En los 80’s NO era necesario que el día fuera extremadamente caluroso para que un joven se descamisara en la vía pública ya que en los 80’s a la gente se le educaba para no escandalizarse ante un sin polera, por lo tanto ya muchos jóvenes se descamisaban comúnmente por comodidad y costumbre pues para muchos (no todos) descamisarse era ya un habito cotidiano propio de lo que significaba ser hombre.

 

Chileno durante la década de los 80’s recurrentemente sin camiseta en lugares públicos, ya sea en la calle de su barrio en short y sin polera junto a sus amigos, e inclusive en jeans y sin polera en pleno aeropuerto yendo a buscar a una pariente. (Nótese el avión LADECO)

 

Grupo de adolecentes ex compañeros de colegio. Algunos de ellos están sin polera en la vía pública durante el año 1981 en Santiago. Los cincuentones de hoy son la última generación de jóvenes que podía quitarse la camisa en la vía pública con total tranquilidad.

 

 

 

La fiebre de los 80’s. La nueva moda de la televisión retro chilena ¿es capaz de rescatar y reconocer que en los 80’s estábamos los hombres notoriamente acostumbrados a vivir nuestra rutina diaria mas desnudos que hoy en día e inclusive usar zunga?

Uno de los “problemas” que debe enfrentarse la industria audiovisual al momento de “mostrar” un zunga o un “(semi)desnudo masculino” en pantalla que grafique la realidad de los 80’s es que tal como lo expresábamos en el ejemplo del chileno que trataba infructuosamente de recordar su traje de baño ochentero, es que nuestra sociedad chilena “decidió” olvidar (por que ahora nos da vergüenza lo que hacíamos cuando jóvenes) que en los 80’s era más frecuente el desnudo masculino y que además usábamos zunga. De hecho muchas personas hoy en día erróneamente presentan la tendencia a creer que hoy somos más libres, más desprejuiciados y menos pacatos que hace años atrás lo cual en el caso del desnudo masculino no necesariamente es así. Desde ese punto de vista mostrar un desnudo masculino, un sin polera, o un zunga en pantalla no necesariamente todos los espectadores lo decodificaran como una actividad cotidiana y normal de los 80’s.

 

El segundo “problema” al momento de poner en pantalla un desnudo masculino hace referencia a que dentro de la narración audiovisual los elementos en pantalla tienen un “significado” que no necesariamente obedece a la realidad cotidiana de la vida real. A modo de ejemplo una tarde de lluvia en pantalla puede representar desolación y tristeza del personaje, mientras que en la vida real la lluvia simplemente puede significar que ya estamos en invierno y nada más que eso.

El desnudo, el sin polera y el zunga entonces cobra una serie de significaciones en pantalla muy amplio y diferente según el contexto. Un hombre desnudo en cámara puede representar un hombre desamparado, un hombre libre, un hombre pobre, un hombre de carácter, un hombre vulnerable, un hombre desvergonzado, un hombre deportista y por sobre todo hoy en día un desnudo masculino en pantalla suele representar a un hombre que se encuentra sexualmente excitado o a un hombre particularmente fogoso (un tipo “medio calentón”). Dicho de otra forma, aunque en el año ochenta papá podría haber estado sin camisa en casa todo el día en frente de todo el mundo, hoy en día esa misma imagen en pantalla puede mal interpretarse como una imagen con un mensaje sexual.


El tercer punto es que simplemente la sociedad actual está ya “desacostumbrada” a ver hombres comunes y corrientes desnudos en el diario vivir. Es así como en los 80’s el gasfíter podría reparar los desperfectos del hogar tranquilamente sin camisa en frente de cualquiera sin provocar molestias en la dueña de casa, o podíamos también ver en la televisión al joven actor Luke Halpin en la serie de TV Flipper siempre sin polera como lo más normal del mundo, hoy en día sin embargo nos resultaría demasiado curioso ver hipotéticamente por ejemplo a un Daniel Alcaino en la serie de TV Los 80 todo el día sin polera haciendo un asado con Juan Herrera en el patio o mangueriandose en zunga en el pasaje del barrio para pasar el calor veraniego, eso nos podría parecer molesto, raro, grotesco e inclusive innecesario si es visto con los ojos del chileno de hoy en día.

 

El cuarto punto corresponde a las posibles demandas o censura. Por muy común que hubiese sido en los 80’s compartir las duchas publicas por ejemplo, o nadar en zunga o completamente empelota entre hombres si no se contaba con traje de baño a la mano, hoy sabemos que un desnudo masculino se podría interpretar como depravación sexual o incluso “pedofilia” al poner en pantalla por ejemplo a un grupo de adolecentes menores de edad bañándose desnudos en las duchas del colegio en frente de su profesor adulto, y en el menos grave de los casos una película o serie pensada para todo espectador podría ser clasificada para mayores de 18 por el simple hecho de mostrar un desnudo masculino frontal por muy inocente que este sea.

 

 

Y sin embargo y pese a todo lo explicado anteriormente, ¿La nostálgica industria audiovisual chilena inspirada en los 80’s se atreve o es capaz de identificar que en el pasado el chileno promedio estaba más desnudo que hoy en día y además usaba zunga?

 

Para responder esta pregunta vamos a realizar una pequeña revisión caso a caso,  identificaremos algunas producciones realizadas en los 70’s y 80’s icónicas, como también revisaremos producciones nacionales más contemporáneas que se atrevieron a “revisar” lo que fue la década de los 80’s.

 

 

 

 

-Fiebre sesentera en los ochentas y noventas: Los Títeres y Estúpido Cupido: Cuando vivíamos las ultimas “décadas desnudas” en Chile (70’s y 80’s) ¿Cómo mirábamos el pasado?

 

 


-Los Títeres: Una teleserie diferente.

(Canal 13 (ex TVUC), 1984)


En el año 1984 Canal 13 estrenaba su teleserie estrella que llevaba por título “Los Títeres”.
La telenovela ambientada en dos épocas diferentes nos muestra a una joven ecuatoriana de origen griego llamada Artemisa (Claudia Di Girolamo) quien junto a su padre, el  viudo griego Constantino Mykonos (Walter Kliche) llegan a Chile el año 1963 para construir una nueva vida con la pequeña fortuna que Constantino a obtenido gracias al fruto del trabajo de toda una vida. Para su desgracia Constantino es muerto accidentalmente en un confuso accidente y Artemisa devastada debe huir a Ecuador después de ser humillada por su prima lejana chilena quien además le robó su fortuna familiar. 20 años después en 1983(84) Artemisa volvería a Chile para vengarse y a recuperar su fortuna.

En la teleserie chilena Los Títeres del año 1984 el actor uruguayo Walter Kliche interpretaba a Constantino Mykonos. Un hombre ya mayor que amasó su pequeña fortuna trabajando toda su vida con sus propias manos.

En la imagen podemos ver a Constantino acompañado de su hija Artemisa (Claudia Di Girólamo). La camisa casi completamente desabotonada del personaje denota no solamente que en los 60’s y 80’s la camisa abierta constituía parte de la vestimenta normal de cualquier hombre independiente de su edad y condición social en muchos casos. Además la imagen de Constantino manteniendo una cariñosa charla junto a su hija nos habla que la desnudez masculina era tan frecuente antaño que comúnmente se percibía completamente deserotizada tanto en pantalla como en la vida común.

 

ZUNGUEROS CHILENOS:  Los actores Mauricio Pesutic y Claudio “Cochiguaz” Valenzuela interpretando a los jóvenes Nestor Vera y Felix Müller en zungas durante el año 1963 en la telenovela Los Títeres del año 1984.

Fuente: https://www.youtube.com/watch?v=8vaRKA7I7q0

 

 


-Estúpido Cupido: Una teleserie al ritmo del amor.

(TVN, 1995)


Basada en la telenovela brasileña homónima en blanco y negro del año 1976, Estúpido Cupido es una teleserie chilena estrenada el año 1995 pero ambientada en 1962 en el ficticio pueblo de San Andrés, un lugar regido por la moral y las buenas costumbres donde los jóvenes son educados en colegios de curas y las niñitas en colegios de monjas.
La tranquilidad del lugar se ve azotada cuando inesperadamente encuentran un yacimiento de petróleo en el pueblo, lo que provoca que gente de Santiago llegue a San Andrés contaminando al lugar con las más extravagantes e “insanas” costumbres santiaguinas como por ejemplo monjas que andan en motoneta, jovencitas participando en concursos de belleza y películas cinematográficas que hablaban del amor apasionado proyectadas en el cine del pueblo.
En un pueblo represor y moralista como San Andrés donde las señoritas usaban discretos trajes de baño que cubrían casi todo su cuerpo y una joven universitaria santiaguina escandalizaba al pueblo por ser la única en el pueblo en usar bikini, sin embargo los reprimidos e imberbes adolecentes varones del pueblo podían vestir tranquilamente de zunga en la piscina, ya que simplemente el calzoncillo de baño era el único traje de baño masculino que existía en la época, además en las conservadoras sociedades de antaño paradójicamente un hombre si podía estar descamisado si la situación lo ameritaba además de vestir los mas minúsculos traje de baño (tipo zunga).

ZUNGUEROS CHILENOS:  La actriz Alejandra Fosalba y la desaparecida y recordada Carolina Fadic interpretando a Gabriela Buzeta y Mónica Tagle en la telenovela Estúpido Cupido.

En la secuencia se puede observar a las primas conversando en la piscina del ficticio pueblo de San Andrés. Detrás de ellas se puede observar que todos los extras varones indistintamente de su edad usan zunga ya que este es el tipo de trajes de baño que se usaba en los años 60’s, época en que se ambienta la telenovela del año 1994.

 

ZUNGUEROS CHILENOS:  Los actores Álvaro Morales y Remigio Remedy interpretando a Ricardo Campino y Sergio Torrealba disfrutando en zunga en la piscina del ficticio pueblo de San Andrés en la telenovela Estúpido Cupido.

 

ZUNGUEROS CHILENOS:  Los actores Pablo Schwarz y Juan Pablo Bastidas interpretando a Gonzalo Tagle y Marcelo Manterola en la telenovela Estúpido Cupido disfrutando en zunga en la piscina del ficticio pueblo de San Andrés.

 

El capitulo completo de Estúpido Cupido de donde fueron extraídas las imágenes de esta nota las puedes ver  AQUÍ.

 

 

 

-Recordando los 70’s durante el nuevo milenio.

Durante los primeros años del nuevo milenio, inclusive desde mucho antes y hasta el día de hoy son muchas las producciones audiovisuales chilenas que se aventuran en recordar la década de los 70’s debido a su clima de dictadura y pre-dictadura. Para muchos la dictadura sigue siendo un tema de interés debido a que ya más de 40 años después en muchos aspectos el tema sigue siendo un tabú aun no abordado a cabalidad.

 

 

-Machuca.

(Wood Producciones/ Tornasol Films, año 2004)

La historia de Machuca transcurre en Santiago durante el año 1973 y nos relata sobre el experimento realizado por el gobierno Socialista de Salvador Allende donde niños de escasos recursos entraban a estudiar gratuitamente al colegio Saint Patricks con el fin que estos fueran educados sin discriminaciones. Es así como nace la amistad entre Gonzalo, un niño de clase media alta y Pedro Machuca, un niño pobre.

Enmarcada en la convivencia de un ambiente educativo netamente masculino podemos observar sobre cómo se relacionaban los varones en colegios de niños y particularmente en "colegios de curas" y como la “desnudez” era parte de lo que significaba ser hombre indistintamente de la condicion social.

 

-Desnudo domestico indistinto entre clases sociales.

Pedro Machuca, el niño de clase baja comienza a visitar frecuentemente a su nuevo amigo de clase alta Gonzalo Infante. Los niños no dudan ni temen cambiarse el uniforme escolar después del colegio uno frente al otro o a dormir en calzoncillos (con camisa) compartiendo el cuarto, pues en los 70’s se consideraba “normal” la desnudez de los varones desde temprana edad indistintamente de la clase social.

Gonzalo Infante (Matías Quer) llega a casa y se cambia el uniforme escolar en frente de su amigo Pedro Machuca (Ariel Mateluna) para quien es indiferente la desnudez de su amigo y centra toda sus atención en las zapatillas “de marca” de su amigo, ya que en los 70’s se consideraba “normal” el desnudo entre pares en situaciones domesticas como por ejemplo al cambiarse de ropa. (no era necesario “esconderse” en el baño para desvestirse)

 

Los amigos duermen cómodamente en calzoncillos sin vergüenza ya que la ropa interior era la prenda preferida para dormir por los hombres chilenos desde la adolescencia indistintamente de la clase social.

En invierno en calzoncillos y camisa/eta y en verano en calzoncillos y descamisado (incluso muchos dormian completamente desnudos en verano).

 

-Desnudo Masculino en la Educación Física.

Tanto en la educación física como en los deportes en general en décadas anteriores se vivía una gran tolerancia y practica del desnudo masculino como un acto normal y cotidiano.

Muchos deportes amateur se practicaban sin camiseta opcionalmente sin necesidad de “pedir permiso” para quitársela. En relación a los deportes profesionales  se permitía y era muy frecuente el entrenamiento sin camiseta también aunque a la hora de competir se hacía obligatorio el uso del uniforme.

Las duchas comunitarias eran también muy comunes en los deportes indistintamente de la clase social e incluso se consideraba a veces “un lujo” contar con estas instalaciones. En ambientes masculinos como colegios de hombre, servicio militar, clubes deportivos, campamentos scouts, etc. entonces la práctica del baño se realizaba sin privacidad y no se experimentaba ni miedo ni nerviosismo ya que los hombres éramos educados desde temprana edad para no sentirnos intimidados ni avergonzados con la desnudez ajena ni la propia.

Después de la clase de Educación Física los jóvenes se bañan completamente desnudos y sin privacidad alguna en las duchas de los camarines sin miedo ni vergüenza alguna, ya que en décadas anteriores a los hombres se nos educaba desde muy temprana edad para entender la desnudez (masculina) como algo “normal” independientemente de la clase social o la edad que tuviéramos.

 

 

-Clases de natación en zunga en la piscina del colegio.

Como un colegio de clase acomodada, y como pocos colegios podían darse el lujo, el Saint Patricks contaba con una piscina temperada para las clases de natación de sus alumnos.

ZUNGUEROS CHILENOS:  Los alumnos de clase adinerada contaban con sus trajes de baño zunga (tipo bóxer) para sus clases de natación. En los años 70’s el calzoncillo de baño era el traje de baño más usado, por consiguiente no es de extrañar que TODOS los alumnos de clase alta del Saint Patrick tuvieran sus zungas (y no short por ejemplo).

 

Los alumnos de clase baja llegan a nadar en calzoncillos pues los padres de ellos no contaban con dinero para comprarles trajes de baño nuevos (menos a mitad de año).

Cabe destacar que los alumnos de clase alta comienzan a burlarse de los niños pobres NO por su desnudez en calzoncillos sino que los ridiculizan por el color de piel (bullyng).

El calzoncillo como traje de baño de los niños pobres resultaba apenas anecdótico para los jóvenes de clase alta ya que los calzoncillos NO eran más pequeños, sino IGUALES en tamaño a un traje de baño de la época, es decir la “cantidad de piel desnuda” no generaba controversias. Además muchos hombres de clase alta también dormían y descansaban en calzoncillos en casa, incluso muchos hombres indistintamente de su estrato socioeconómico alguna vez usaban también la ropa interior como traje de baño  como contingencia o “traje de baño de emergencia” si no se contaba con un traje de baño real a la mano.

 

 

 

-La actual fiebre ochentera.

Y ahora, después de haber revisado las producciones realizadas en los 80’s y 90’s que nos transportaban a los años 60’s, ha llegado el momento de mirarnos a nosotros mismos, ¿Como nos percibimos actualmente los chilenos cuando recordamos lo que vivíamos en los 80’s que es la actual década de culto?

 


-Mis Años Grossos.

(RossFilm/Chilevision, año 2009)


Mis Años Grossos está muy lejos de ser el mejor ejemplo para graficar la aceptación del desnudo en el chile del ayer, ya que el programa presentó muchos problemas en su producción e incluso su temprana salida de pantalla.

Mis Años Grosos es una adaptación del afamado sitcom estadounidense That ‘70s show, pero ambientado en los años 80s casi entrando en los 90s (1987). La razón del cambio de época surgió debido a que en los años 70’s en Chile vivíamos en plena dictadura militar, por consiguiente el espíritu de libertad juvenil que se vivía en la serie original no podía adaptarse en la época más represiva de la historia de nuestro país.

 

En una entrevista en el programa Primer Plano su protagonista, el desaparecido actor Gonzalo Olave señalaba sobre el sitcom. “……Es una serie de los 70’s pero en una adaptación libre en los 80’s que igual trata las inquietudes de los jóvenes de ahora. Es una serie tanto del 70, 80 o 2009……..”, dicho de otra forma, podemos concluir que esta serie no representaba el real espíritu de los 80’s.

 

Por otra parte el Sitcom tuvo una abrupta salida de pantalla cuando a menos de un mes de su debut el bajo rating obligo a quitarla de su horario franjeado para semanas más tarde ser reprogramada los fines de semana. Lastimosa y dramáticamente cuando la serie comenzaba a repuntar en rating el sitcom tuvo que ser sacado abruptamente del aire debido al fallecimiento de su protagonista en un accidente en moto por lo que nunca pudimos ver completa la única temporada de Mis años Grossos que se alcanzó a grabar.

 

De los pocos guiños a la tolerancia al desnudo que pudimos constatar en los pocos episodios emitidos del Sitcom destaca el comentario de Coni (Andrea Velasco) al citar al balneario de Horcón  que ya en los 80’s y desde los años 60’s era popularmente conocido por sus playas nudistas (Playa La Iglesia y Playa Cau-Cau).

“…….Me contaron que (Horcón) está llena de Hippies que se bañan empelota y fuman mariguana” Dice Coni Bustamante.

Min. 0:18 - 0:33.

 

 

 

-Los 80: Mas que una moda.

(Canal13/Wood Producciones, años 2008-2014)


Los 80 es la serie de culto ochentera por excelencia que logró cautivar a la audiencia chilena por 6 años haciéndonos revivir, a veces con felicidad y otras veces con el más desgarrador dolor, todo lo que es gran parte de nuestro pasado reciente como país, como familia y como personas que somos hoy.

Los 80 no fue necesariamente un gran exponente o referente sobre cómo se vivía con mayor naturalidad el desnudo masculino en aquella década, de hecho Juan Herrera (Daniel Muñoz) siempre andaba con camisa en casa y nunca durmió desnudo (salvo contadas ocaciones). Tampoco cultivaban “hábitos nudistas” los otros personajes varones de la serie, sin embargo si podemos identificar algunos discretos guiños al desnudo masculino que se vivieron en aquella época.

 

-Clip de Entrada (Intro):

Las “intro” de la serie estaba musicalizada con la canción El Tiempo en Las Bastillas (Fernando Ubiergo) interpretada por distintos artistas en sus distintas temporadas. Este clip además de presentar imágenes de la serie y a sus actores, en sus segundos iniciales el clip además mostraba imágenes de archivo contemporáneas a lo que se mostraría en el capitulo, como por ejemplo el plebiscito, el terremoto, la navidad, etc.

En estas mismas escenas de archivo insertas en la Intro es donde podremos apreciar en discretas oportunidades la aceptación al desnudo masculino que se vivía en la época.

La imagen de archivo ochentero en la Intro de Los 80 nos muestra la típica pichanga sin polera del colegio, la cancha, la calle o en la plaza del barrio donde el que quisiera podía sacarse la polera y a nadie le causaba extrañeza.

Para muchos la camiseta era una prenda OPTATIVA  en el deporte amateur pues ni siquiera teníamos que pedirle permiso “al profe” para quitárnosla en el partido de futbol, en el gimnasio, e incluso muchos ni siquiera llevaban camiseta en la mochila cuando iban a hacer deporte. (Hoy también ocurre pero es menos común y hay miles de restricciones según las personas, el contexto y el lugar.)

https://www.youtube.com/watch?v=QI_RQxjivSY

 

ZUNGUEROS CHILENOS:  Imágenes de archivo del verano de 1982 insertas en la Intro donde podemos apreciar varios zungueros tanto en Viña del Mar como en la Piscina Antilen del Cerro San Cristóbal. https://www.youtube.com/watch?v=A6WYpsZIRjY

 

-Corriente del niño:
Durante los años 1982 y 1983 Chile fue azotado por el Fenómeno del Niño que en inverno causó el desborde del Rio Mapocho como en verano altísimas temperaturas que para un Santiago en aquel entonces sin ventiladores ni mucho menos aire acondicionado se hizo francamente insoportable.

Como resultado del intenso calor los hombres adultos que no tenían pantalón corto usaban sus zungas a modo de short de vestir para salir a la calle, los jóvenes andaban sin polera por el barrio y en las carreteras y en las calles se veían a los varones manejando sus automóviles descamisados. En las poblaciones más pobres los pobladores abrían los grifos en las calles para  que los niños se refrescaran y en los barrios de clase media los niños se manguareaban en traje de baño en el antejardín de la casa.

[ Imagen de referencia real NO de la serie ] ZUNGUERO CHILENO usando su zunga de playa a modo de pantalón corto mientras visita el Embalse La paloma durante el verano del 82.

Muchos hombres usaron sus trajes de baño a modo de “ropa de vestir” ya que, algunos hombres (sobre todo hombres mayores) no contaban con pantalón corto en su guardarropas, la desnudez masculina no se castigaba en los 80’s (entonces no era considerado vergonzoso usar un zunga como si fuera un short), la diferencia entre un short y un traje de baño en los 80’s era mínima (ambos eran casi igual de cortos y ceñidos) y además el zunga permitía ser vestido sin calzoncillos y eso proporcionaba mayor frescura  y comodidad al varón.

 

[Imagen de referencia real NO de la serie] ZUNGUERO CHILENO:  En los 80’s se consideraba la desnudez como un icono de MASCULINIDAD, por lo tanto los hombres adultos estaban más llanos a usar el pantalón “corto más corto de todos los pantalones cortos”. Desde esta base muchos hombres usaron en los 80’s su traje de baño zunga como el mas cómodo y minúsculo pantalón corto de vestir posible.

 

[Imagen de referencia real NO de la serie] ZUNGUERO CHILENO Usando su zunga en los 80’s como “tenida sport” para hacer vida outdoor.

Muchos chilenos utilizaron el minúsculo calzoncillo de baño como “shorcito” el verano del 82 ya que además de ser fresquísimo por su minúsculo tamaño y poder ser usado sin calzoncillos, el zunga además permitía mayor movilidad que la que entrega un short de vestir.

 

[Imagen de referencia real NO de la serie] Hombres sin polera en el vehiculo, ya sea como piloto o pasajero.

Durante la década de los 80’s y sobre todo en los años de Corriente del Niño fue muy común ver a hombres manejando sus automóviles sin camiseta.

Este accionar era más fácil de constatar cuando deteníamos el automóvil y podíamos ver al chofer de al lado en los semáforos y en los peajes por ejemplo, así como también cuando el viaje terminaba, iniciaba o hacíamos un alto en el camino y los choferes bajaban y/o subían a sus vehículo sin usar camisa (al llegar a casa, al subirse al auto o al hacer un alto en el camino (en Curacaví por ejemplo a medio camino entre Santiago-Viña))

 

 

Las temperaturas historicas causada por El Niño fue discretamente planteado como parte del argumento de la primera temporada de los 80, cuando Juan Herrera debe quedarse solo en casa como “Viudo de Verano” aprovechando la soledad en casa para pasearse cómodamente “no vestido” sino en ropa interior, en calzoncillos bóxer y en camiseta de tirantes, aunque no en calzoncillos slip y sin polera como realmente se usaba la ropa interior en la década de los ochentas.
Mientras Juan intenta relajarse de las altísimas temperaturas veraniegas provocadas por la Corriente del Niño y con las hormonas revolucionadas tanto por el calor como por la falta de su mujer que se encuentra de vacaciones en el sur, Nancy la vecina (Katty Kowaleczko) llega vestida únicamente en traje de baño a la puerta de su casa junto a su hijo Brunito (Pablo Freire) quien a su vez viste un Sungao/bóxer de baño de color rojo y sin polera, pues Brunito y Nancy se encontraban manguereandose en la calle en traje de baño para apaciguar el calor.

Juan se encuentra en calzoncillo bóxer y camiseta de tirantes “muy desnudo” en casa soportando el calor de la corriente del niño.

Este tipo de vestimenta cumple un “rol fílmico”, ósea “explicar algo al televidente” más que “mostrar algo real”. Pues esta vestimenta denota calor, desaseo y despreocupación más que demostrar como realmente se pasaba el calor en los 80’s en casa. Es decir en calzoncillos sin polera.

 

ZUNGUERO CHILENO: Nancy la vecina y su hijo Brunito llegan a la casa de Juan enviados por su esposa Ana para preguntarle si “se le ofrece algo”. Nancy y Brunito están en traje de baño (Brunito en zunga tipo bóxer) pues se estaban manguereando en el patio.

En los 80’s esta imagen no habría causado extrañeza pues era muy común.

 

ZUNGUERO CHILENO: Horas más tarde llega Brunito vestido de polera y su zunga bóxer a la casa de Juan a pedir Hipogloss prestado pues su mamá había sufrido quemaduras por el sol. En los 80’s fue muy común usar el zunga como short de vestir en los días de intenso calor.

 

[Imagen de referencia, NO de la serie] ZUNGUERO CHILENO adolecente, que al igual que Brunito en Los 80, utiliza su zunga tipo bóxer, tanto como traje de baño  como también a modo de “pantalón cortito” para jugar en las calles de su barrio.

 

-“Duchas comunes” sin divisiones ni cortinas en los camarines masculinos:
Las duchas comunitarias, sin divisiones ni cortinas en los camarines masculinos eran muy comunes en los años ochentas (y décadas anteriores a los ochentas) y todos o casi todos los que vivimos en aquella época tuvimos que usarlas más de alguna vez pues eran consideradas normales en ambientes masculinos como por ejemplo lo eran las duchas de los camarines del colegio y del liceo, las duchas de la cancha de futbol del barrio, las duchas de la fábrica donde trabajábamos, las duchas del baño turco (que antiguamente eran muy frecuentados por los hombres), las duchas del regimiento donde hacíamos el Servicio Militar, las duchas de la piscina pública a la que acudíamos en verano para refrescarnos, las duchas en los camping, las duchas publicas en la playa para quitarnos el agua salada del pelo y el cuerpo, etc.
En la Serie Los 80 podemos ver dos ejemplos de este tipo de duchas:

 

A) Lugar de Trabajo: En la Penúltima temporada de Los 80 Juan Herrera después de ser estafado por su ex socio se ve obligado a volver a empezar desde abajo nuevamente trabajando apatronado.
Como un obrero más de una fabrica cualquiera de Santiago y junto a sus compañeros de labores podemos ver a Daniel Muñoz, Erto Pantoja , Paulo Meza y otros actores más saliendo de las duchas para cambiarse de ropa en los camarines comunitarios después de la jornada laboral tal como se estilaba antaño cuando las duchas comunitarias eran pan de cada día.

El actor Paulo Meza conversa de futbol junto a sus compañeros de trabajo mientras se visten después de salir de las duchas.  Juan Herrera (Daniel Muñoz) todavía semidesnudo después del baño se peina y escucha la conversación.

 

B) Duchas del colegio: Después de la clase de Educación Física, Félix Herrera se ducha en los camarines de su colegio mientras escucha sin quererlo la conversación que dos de sus compañeros de curso tienen sobre la madre de Félix a quien la sorprendieron pololeando con su nueva pareja.
 En los 80’s incluso los adolecentes consideraban “normal” su cuerpo desnudo y no se escandalizaban por ejemplo de ducharse en público frente a otros hombres desnudos.

Félix Herrera y sus compañeros en las duchas de los camarines del colegio.

 

 

-Dormir (semi)desnudo:

Que una enorme cantidad de varones durmiéramos desnudos en los ochentas fue muy común desde edades muy tempranas, incluso algunos más precoces comenzaban a practicar está sana costumbre desde la adolescencia e incluso iniciando la pubertad.

En la serie de TV Los 80 sin embargo esta práctica fue mostrada más tímidamente aunque no por eso estuvo ausente en la ficción.

Juan Herrera (Daniel Muñoz) generalmente dormía con pijama y solamente en los días de excesivo calor usaba camiseta sin mangas y calzoncillo bóxer. Sin embargo después de una escena de sexo se ve a Herrera durmiendo desnudo. La desnudez del personaje entonces cumple una función simbólica en la narración (excitación sexual) y no necesariamente grafica las costumbres de desnudo propias de la época.

 

Martin Herrera está acostado estudiando en cama mientras su pequeño hermano Félix comienza a preguntarle cosas. En la escena se ve al adolecente Martin (17) acostado semidesnudo y al pequeño Félix en pijama en cama demostrando así la escena que la costumbre de dormir desnudo comenzaba a practicarse y era más común desde la adolescencia.

 

Juan Herrera visita a un compañero de trabajo (Interpretado por el actor Paulo Meza) quien ha sufrido un accidente. El joven se encuentra semidesnudo recuperándose en la sala común del hospital.

En los 80’s fue muy común que los enfermos estuvieran semidesnudos en las salas comunes ya que muchos varones estaban acostumbrados desde hace muchos años a NO usar pijama.

La misma costumbre y aceptación al denudo masculino hacia que los varones no nos sintiéramos avergonzados al ser visitados cuando estábamos semidesnudos así como tampoco los visitantes se espantaban al vernos semidesnudos ni siquiera en una sala común donde no solo entraban nuestros visitantes sino también los del resto de los enfermos. (Estábamos piluchos “en vitrina” y no nos importaba)

 


-Mujeres sin prejuicios al desnudo masculino.
En la primera temporada el adolecente hijo de 17 años Martin Herrera (Tomas Verdejo) se encuentra en su cuarto con la puerta cerrada desvistiéndose para dormir (en polera y calzoncillos). Al momento en que se encuentra sin pantalones en calzoncillos imprudentemente su madre Ana (Tamara Acosta) entra al cuarto sin golpear la puerta ni avisar, Martin le reclama a su madre por entrar a su pieza sin golpear pues él "se encuentra empelota” a lo que Ana le da a entender que el no debe sentir vergüenza de estar desnudo frente a su madre, lo cual era muy común en los 80’s cuando la privacidad de los hombres generalmente nunca se respetaba pues se subentendía que los hombres no debíamos sentir vergüenza de estar desnudos en frente de terceros.

-ANA: ¿Porque llegó tan temprano mi amor?           -MARTÍN: ¡¡Mamá!! ¡¿No ve que estoy pilucho?!   

-ANA: ¡Hay!, ¡como si no te hubiera visto nunca poh!          -MARTÍN: ¡Ya poh mamá!

 

En resumen, aunque la serie Los 80 SI mostró que la desnudez masculina se practicaba con naturalidad en aquel entonces, sin embargo estos guiños fueron bastante tímidos si consideramos que las “costumbres nudistas” de antaño eran bastante marcadas y no eran pocos los que la practicaban con mucha naturalidad y frecuencia en el día a día en sus actividades domesticas.

 

Habría sido interesante y atingente ver por ejemplo al personaje de Martin Herrera (Tomas Verdejo) quien era el “jovencito de la serie” realizar las actividades que se realizaban en la época “al desnudo”, por ejemplo dormir siempre en calzoncillos, ver tele sin polera en el living a media tarde junto a toda la familia Herrera y los vecinos paseándose por la casa como si fuese lo más normal del mundo, o incluso ver a Martin sin camisa yendo a comprar una coca cola al Almacén de Don Genaro siendo atendido normalmente por Genaro o el Petita tranquilamente como si no notaran la desnudez del joven personaje.

Habría sido también muy interesante ver como en el año 87 a los vecinos recién comenzara a molestarles ver a Martin sin polera por las calles del barrio, así como también ver al mismo Martin comenzar a sentir vergüenza que lo vieran sin polera (como comenzó a ocurrir a fines de los 80’s.)

 

Agradecimientos especiales a nuestro amigo zunguero y colaborador Daniel Lara quien nos orientó con valiosa información sobre la serie Los 80.

 

 

 

 


-Los Archivos del Cardenal.

(TVN/Promocine, años 2011-2014).


La serie de ficción está basada en una sucesión de hechos reales ocurridos durante la dictadura militar del General Augusto Pinochet Ugarte entre los años 1973 y 1990 cuando La Vicaría de la Solidaridad realizo un intenso trabajo de defensa y recopilación de antecedentes sobre la violación de los derechos humanos en Chile.
Obviamente la serie presenta más de alguna escena de desnudo masculino relativo a las torturas físicas y psicológicas que sufrían los detenidos en Chile en dictadura. Sin embargo si nos remitimos estrictamente a las costumbres masculinas en los 80’s de usar ropa ligera como algo común, normal y aceptado del diario vivir podemos entonces hacer mención de los siguientes ejemplos.

 

En el primer capítulo de la primera temporada de la serie se puede observar a la joven Laura Pedregal (Daniela Ramírez) acompañada de su pareja Manuel Gallardo (Néstor Cantillana) quienes se internan en una población de Santiago en busca de la casa de Jaime Quesada para preguntarle si sabe algo sobre el paradero del detenido desaparecido Luis Emilio Contreras. Quesada los atiende por la ventana presentándose claramente sin camisa ante Laura y Manuel quienes no muestran absolutamente ninguna extrañeza por la facha de Quesada así como el tampoco Quezada demuestra ningún nerviosismo por su semidesnudez, ya que en los 80’s era muy común que los hombres no usaran camisa en casa y que incluso recibieran a sus visitas sin camiseta durante los días de calor.

Quesada atiende sin polera por la ventana de su casa sin vergüenza alguna como era normal en los 80’s.

 

-La Toma de la Bandera:
Ante la evidente entrada de Carabineros para desalojar la toma de la Población la Bandera los pobladores corren a refugiarse hasta la parroquia más cercana. Algunos de ellos son detenidos y llevados a un lugar incierto. Como era de suponer a fines de los 70’s y principios de los 80’s algunos de los pobladores se encontraban sin camisa en la toma cuando fueron apresados, pues en los 80’s andar sin camisa en verano por las calles del barrio, de la población, o de la toma en este caso, era lo más normal y común del mundo.

[Imagen de referencia, NO de la serie] ZUNGUERO CHILENO: Imágenes de una población en la comuna de Pudahuel. Además del hijo adolecente sin polera en su casa y en las calles de la población se puede también apreciar a su padre sin camisa y en zunga (tipo bóxer) realizando sus actividades, pues en la década de los ochentas se consideraba normal que los hombres se descamisaran en las calles de su barrio, villa, o población en un día de calor. Muchos también usaban su traje de baño como pantalón corto.

Fuente: Revista Solidaridad, año 1980, Pag. 292. http://www.memoriachilena.cl/archivos2/pdfs/MC0037007.pdf

 

En la escena de la serie se ve a uno de los detenidos que se encontraba sin camisa al aire libre cerca de su domicilio como era normal en los 80’s.


-El acribillamiento:
El “Comandante Esteban” o Manuel Gallardo (Néstor Cantillana) se encontraba prófugo de la justicia desayunando en casa junto a un colega frentista quien usaba la camisa completamente desabotonada como muchos hombres estilaban hacerlo en los 80’s ya sea en casa, en la calle o en cualquier boliche de Santiago mientras bebían una cerveza por ejemplo.

Frentista que se encuentra en casa fumando y desayunando con la camisa completamente abierta en frente de terceros como era considerado lo común y lo normal en los 80’s.

 

 

 


-Sudamerican Rockers: Ya viene la fuerza.

(Chilevision, año 2014)


Sudamerican Rockers nos relata una historia que es parte del imaginario colectivo sobre el grupo de rock Los Prisioneros quizás con muchos trazos de realidad pero mayoritariamente suposiciones donde podemos ver a los adolecentes Miguel Tapia (Eduardo Fernández), Claudio Narea (Diego Boggioni) y Jorge González (Michael Silva) durante su adolescencia y juventud entre los años 1979 y 1987 en plena dictadura conviviendo con la realidad de un país de injusticias y desigualdades, entre la pobreza y el éxito, entre la amistad y las traiciones, entre el arte y los egos que dieron forma a la mítica banda de Rock en su contexto histórico de realidad país.

 

En el contexto de los hábitos “nudistas” del varón chileno de antaño, podemos ver en la serie algunas escenas a los quinceañeros liceanos de San Miguel durmiendo semidesnudos (como lo hacia cualquier adolecente en los ochentas), a Jorge González en calzoncillos y sin pantalones componiendo música en la casa de sus padres en su “estudio casero” casi al frente de su madre mientras recibe la visita de su amigo Miguel, y por cierto un veraneo en la playa donde los descamisados muchachos disfrutan del calor sin polera en short cortito y en zungas, como frecuentemente se estilaba en los 80’s.

Miguel duerme desnudo pues acaba de tener sexo con su polola, Jorge duerme con pijama mientras conversa con su padre: En Sudamerican Rockers generalmente cuando se muestra a sus personajes durmiendo desnudos es con el fin de graficar deseo sexual de los personajes (aunque no siempre ocurría así).

 

Desaseado y sin haber dormido más horas de lo normal, Jorge se encuentra componiendo en calzoncillos durante un día de intenso calor hasta que es visitado por Miguel.

Aunque la escena intenta demostrarnos en imágenes el carácter obsesivo de González, tampoco es menos cierto que en los ochentas era normal que un adolecente capeara el calor veraniego en casa en calzoncillos y que este no se avergonzara de ser visto así por sus amigos que probablemente también usaran sus calzoncillos como ropa de descanso.

 

ZUNGUEROS CHILENOS: En sus vacaciones de verano Jorge, Claudio y Miguel viajan al litoral para pasar sus vacaciones. Como era de suponerse en los 80’s Miguel viste de zunga deportivo como si fuera el más común de los trajes de baño, Jorge viste de zunga tipo bóxer y Miguel un pequeño y corto short de baño.

 

ZUNGUEROS CHILENOS: Miguel llega a la cabaña pues caminó desde la playa hasta el lugar en zunga. Más tarde los muchachos bajan a la playa también usando sus pequeños trajes de baño como “ropa de vestir” lo cual era muy común en las playas chilenas durante los ochentas.

 

ZUNGUEROS CHILENOS: A la hora de almuerzo los muchachos comen en sus zungas, lo cual era común en los ochentas ya que muchos usaban el cómodo calzoncillo de baño como “ropa de vestir” durante sus vacaciones.

 

ZUNGUEROS CHILENOS: Camino a la playa los muchachos de la popular comuna de San Miguel ven en una cabaña a un grupo de “cuicos” que también usan zunga, ya que a principios de los 80’s el calzoncillo de baño era un traje de baño utilizado por todo hombre en Chile indistintamente de su edad y/o clase social.

 

ZUNGUEROS CHILENOS: Mientras los muchachos visitan la playa, se puede ver en segundo plano que el resto de los bañistas también usan zunga, ya que en efecto este era el traje de baño usado por la mayoría de los varones chilenos en aquella época.

 

 

 

 


-Secretos en el Jardín: El misterio de los psicópatas de Viña.

(Canal 13, año 2014).


Corría el año 1981 y la tranquilidad de Viña del Mar, La llamada “Ciudad Jardín”, era misteriosamente azotada por una serie de asesinatos a parejas de enamorados mientras estos intimaban sexualmente de manera clandestina dentro de sus autos en los miradores de la ciudad. A parte de ser brutalmente asesinadas las parejas de amantes, las mujeres además solían ser violadas por sus asesinos.

Nadie entendía como nunca era identificado ni atrapado este violador y asesino en serie, sobre todo porque en plena dictadura militar Viña del Mar había sido la ciudad icono de tranquilidad, estabilidad y pujanza económica que al gobierno de Augusto Pinochet le interesaba mostrar al mundo a través de la vida familiar en sus playas y la importancia de su festival internacional de la canción. Rápidamente comenzaron las especulaciones que “el psicópata” sería un miembro de las fuerzas armadas y de orden o algún político o empresario protegido por la dictadura Militar.

 

Secretos En el Jardín nos muestra una ficción basada en hechos reales cuando se aplicó por última vez la pena de muerte en nuestro país cuando a los ex carabineros Jorge Sagredo Pizarro y Carlos Topp Collins se les negó el indulto presidencial por sus crímenes en Viña del Mar y fueron ejecutados finalmente en el año 1985 después de permanecer cuatro años en prisión.

 

Para muchos, esta obra de ficción, más cercana a lo que realmente fue la oculta y turbia realidad del caso, nos intenta demostrar que en realidad los psicópatas de Viña siempre fueron 3 personas (y no dos como consta en el juicio) y sobre el porqué en una enmarañada red de protección, donde muchos debían guardar algún secreto que los inculpaba en algún asunto turbio, ya sea por narcotráfico, evasión de impuestos, prostitución, apoyo a la dictadura, infidelidades o libertinaje sexual, etc. muchos debían, queriéndolo o no, callar ciertas cosas obstaculizando así la investigación.
La telenovela fue un éxito en cuanto a su evaluación por la prensa especializada y el público que la seguía diariamente, fue nombrada constantemente en prensa y otros programas de TV ya que contribuyo a revivir una época particularmente turbia de la historia de nuestro país aunque el Rating no siempre la acompaño en toda su emisión. Secretos en el Jardín ganó el premio Altazor2014  como “Mejor Guion de Televisión” incluso siendo nombrada por muchos quienes la vieron como “la mejor telenovela chilena de toda la historia” y una inolvidable serie de culto.

 

En cuanto a zungas y desnudo masculino la telenovela no fue una gran mostradora de costumbres nudistas, obviamente si veremos piel en las escenas de sexo que caracterizaron la novela que hablaba de perversiones muchas de ellas sexuales, quizás por esa misma razón es que se evitaba mostrar piel innecesariamente, ya que un “sin polera” paseándose por el living de su casa podría haber denotado excitación sexual o moral relativa para el chile 2014 que miraba la teleserie aunque en 1980 se estilara que los hombres anduviéramos en casa con escasa ropa, sin embargo y pese a todo si podemos observar dos guiños relativos al zunga y al semidesnudo muy interesantes y que tienen mucho que decirnos sobre 1980.

-Ropa Corta y escotada muy común entre hombres de clase social alta, adinerada, tradicionalista y “respetable”.
Aunque hoy en día usamos la camisa con 1 o 2 botones desabrochados, sin embargo en los ochentas los hombres nos desabotonábamos comúnmente 3 o cuatro botones, incluso algunos se desabotonaban 5 o andaban por la calle con la camisa completamente abierta y eso se consideraba común, normal y respetable. Por otra parte hasta el hombre más clásico y de clase social más alta habría usado un cortísimo short para practicar tenis el fin de semana, ya que el Yupie ochentero inspirado por la escuela de “Los Chicago Boys” consideraba que parte de lo que significaba ser un hombre sofisticado, exitoso, adinerado y ganador era precisamente practicar deportes en short corto-corto y muchas veces sin polera.

Francisco Pérez-Bannen, Cristian Campos, Julio Milostich y Cristóbal Tapia. En Secretos en el Jardín ellos son solo algunos de los actores cuyos personajes aparecen con la camisa desabotonada en distintas situaciones tal como era muy común en los años 80’s.

 


-El segundo guiño y quizás el más radical, interesante y relevante fue el recurso fílmico de incorporar imágenes REALES de archivo del verano de 1980 en la serie de ficción a modo de continuidad en las escenas de exteriores.
Aunque las imágenes de archivo correspondían generalmente a las féminas veraneantes en la playa durante los ochentas que se mostraban en el noticiero Tele13 en aquellos años, sin embargo se pueden ver siempre en segundo plano a los varones usando cortísimos pantalones cortos, usando zungas en la playa (que es lo que se usaba el año 1980) como también a algunos jóvenes caminando sin polera por las calles de Viña ya que a principios de los 80’s que un hombre se quitara la camisa en la vía pública un día de intenso calor se consideraba muy normal y “propio de lo que significa ser hombre” aunque claramente no todos lo hacían.

Chileno caminando sin polera por las calles de Viña del Mar en el año 1982 (Circa), las imágenes reales del archivo de Tele13 fueron incorporadas como continuidad en la telenovela Secretos del jardín (2014)

 

ZUNGUEROS CHILENOS: Imágenes de archivo emitidas en Tele13 a principio de los ochentas que registran como eran los veranos en Viña del Mar en aquellos años. Estas imágenes serian insertas como continuidad en la telenovela Secretos en el Jardín del año 2013/14

Como está destacado con flechas muchos de los veraneantes varones a principios de los ochentas eran zungueros.

 

ZUNGUEROS CHILENOS: Imágenes de archivo emitidas en Tele13 a principio de los ochentas que registran como eran los veranos en Viña del Mar en aquellos años. Estas imágenes serian insertas como continuidad en la telenovela Secretos en el Jardín del año 2013/14

Como está destacado con flechas muchos de los veraneantes varones a principios de los ochentas eran zungueros.

 

ZUNGUEROS CHILENOS: Imágenes de archivo emitidas en Tele13 a principio de los ochentas que registran como eran los veranos en Viña del Mar en aquellos años. Estas imágenes serian insertas como continuidad en la telenovela Secretos en el Jardín del año 2013/14

Como está destacado con flechas muchos de los veraneantes varones a principios de los ochentas eran zungueros.

 

 

 

 

-NO: La pelicula/La serie.

(Fábula Producciones, año 2012)

Ambientada en el año 1988, NO es una película escrita por Pedro Peirano y dirigida por Pablo Larraín.

La trama está basada sobre la obra de teatro El Plebiscito del escritor chileno Antonio Skarmeta y relata la historia de cómo se realizó la campaña del NO que finalmente resultó triunfante en el plebiscito del 5 de Octubre de 1988 dando fin así a la Dictadura.

La película en si no se centra tanto en relatar lo que se vivía en dictadura, así como tampoco en entregar una radiografía del Chile de los ochentas. La película se centra en explicar sobre como la campaña de la franja electoral emitida en cadena nacional fue fundamental para que la opción NO ganara finalmente, ya que aunque la mayoría de la gente del país en aquel entonces se sentía de oposición al régimen de Pinochet, sin embargo muchos temían  represalias de parte de la dictadura ante la posibilidad de expresar en las urnas su malestar contra la dictadura.

 

El impacto de la película estrenada el 2012 fue enorme debido a que se aproximaba la conmemoración número 40 del golpe de estado, además de haberse convertido en la primera película chilena en ser nominada a los Premios Oscar como Mejor Película Extranjera.

NO se compone de la película propiamente tal, así como también en una serie de televisión de cuatro capítulos que corresponde a una versión extendida de la película.

En cuanto a su material fílmico NO cuenta con imágenes de archivo de la época, las imágenes filmadas para la película, además de las imágenes de la misma campaña del NO emitidas durante el año 1988.

 

En cuanto a lo que nos convoca, es decir si la película grafica o no la aceptación del denudo masculino durante los años 80’s la verdad es que el filme no es el mejor ejemplo. Ya que por un lado la historia muestra un Santiago más cercano a la temporada invernal (muy poco de la primavera) además de desarrollarse en el año 1988, es decir a fines de los ochentas cuando ya las costumbres de desnudo en Chile estaban desapareciendo. Sin embargo si podemos encontrar un guiño bastante particular dentro de las imágenes de la misma campaña de NO emitida en 1988.

 

En la Campaña original del NO emitida durante el año 1988 y que también aparece en la película y la serie, se puede ver un sketch humorístico en que aparecen los reconocidos actores nacionales María Elena Duvauchelle y Julio Jung como un matrimonio que se encontraban en cama, La esposa vestida en camisa de dormir y el esposo desnudo como se estilaba dormir en los 80’s.

Cabe destacar que Jung en el año 1988 tenía 46 años lo que evidenciaba que en los 80’s era común que un hombre ya adulto (y no tan joven) también durmiera desnudo como una costumbre habitual.

María Elena Duvauchelle y Julio Jung, este ultimo acostado (semi)desnudo en un sketch de la Franja del NO (1988)

 

La imagen que puede darnos algunas luces que ya en el año 1988 (a fines de los ochentas) el desnudo masculino comenzaba a sufrir desaprobación se puede graficar en la parodia que sufrió el mismo sketch del NO por parte de la campaña del SI donde aparece en pantalla una parejas más ABC-1 donde el marido aparece en pijama y no desnudo en la cama, lo cual  ya nos habla que el desnudo masculino deja de ser algo normal y pasa a ser algo “pudoroso” y en el peor de los casos algo que las clases más acomodadas supuestamente ya no practicaban más, pues la campaña de SI estaba centrada a captar votos del ABC-1.

Parodia del sketch del NO en la Franja del SI donde podemos apreciar que los creativos decidieron que el personaje del marido estuviera en pijama.

 

 

 

-Tony Manero.

(Fabula Producciones, año 2008)

Corría el año 1979, casi ya en la década de los 80’s y en el Chile de la dictadura militar la televisión y el cine (que había “superado” el proceso de  censura) eran al parecer parte de la pocas entretenciones que mas bien “enajenaban” a gran parte de la población chilena que vivía en la marginalidad, la pobreza moral y la desesperanza.

Programas de televisión como El Festival de la Una permitían a mucha gente de clase popular encontrar un espacio de identificación dentro de cierto grado de represión (“no se puede hacer chistes cochinos, no se puede hablar del gobierno, no se pueden decir groserías”) y es en este mismo programa donde un turbio y decadente Raúl Peralta (Alfredo Castro) intentará llegar a la cúspide de su sueño de enajenación de la realidad al intentar convertirse oficialmente en El Doble de Tony Manero, el joven bailarín protagonista de su película favorita que lo ha obsesionado desde hace ya dos años. (Saturday Nigth Fever)

 

Tony Manero es una película oscura, nos habla de pobreza, de corrupción moral, de hacinamiento, de pérdida de pudor, pero también nos habla de la enajenación como una forma de vencer la desesperanza.

En un ambiente donde la extrema pobreza ha hecho perder el respeto por los otros y el “autorespeto”, donde la pobreza no daba espacio para “financiar el pudor” es que la desnudez masculina (y la femenina tambien) se practica y se asimila con mayor frecuencia, sobre todo si entendemos que además del factor “marginalidad” las sociedades de antaño consideraban “normal” que un hombre estuviera (semi)desnudo en su casa aunque hubieran visitas.

 

Para muchos Tony Manero es una película extraña, surrealista, bizarra. “imposible de existir en la realidad”, Pero si entendemos y nos atrevemos a recordar el contexto entre la marginalidad, la pobreza, la “cultura huachaca” (televisión) cargada de Kitsch, y lo que realmente éramos como chilenos en plena crisis de los 80’s, entonces es posible que mas de algún Tony Manero chileno de carne y hueso realmente estuvo caminando por las poblaciones de Santiago.

 

 

-Desnudez masculina en los espacios privados.

En los 70’s y 80’s se consideraba “Normal, común y correcto” que los varones se quitaran la ropa en su espacio privado como por ejemplo descansar en su habitación sin camisa, en calzoncillos o incluso completamente desnudo.

Si alguna persona necesitaba entrar a dicho cuarto a buscar algo no resultaba ni sorpresivo ni vergonzoso que el dueño del cuarto no se vistiera para recibir a su visitante.

Raúl Peralta descansa en calzoncillos y se fuma un cigarro en su cuarto, un hábito muy setentero u ochentero en Chile, ya que muchos chilenos en aquella época al llegar a casa después de cumplir su jornada laboral se quitaban la ropa para descansar cómodamente en calzoncillos y sin camiseta en casa.

 

Obsesionado con el personaje de Tony Manero en “Fiebre de sábado por la Noche” Raúl Peralta (Alfredo Castro) asiste obsesivamente al cine para impregnarse de todos los detalles del personaje. En efecto Peralta imita cada gesto, cada paso de baile, el vestuario, el peinado e incluso los calzoncillos negros de Tony Manero. Este punto es importante pues también denota que los hábitos de “desnudez” del chileno ochentero y setentero en gran medida estaban siendo influenciados por la desnudez masculina que el cine y la televisión estadunidense mostraban como “un habito común masculino”, de hecho “Andar a lo gringo” significaba no usar calzoncillos, “Dormir a lo gringo” significaba dormir desnudo, “Nadar a lo gringo” significa bañarse sin taje de baño.

 

En la intimidad de su cuarto, donde comúnmente muchos chilenos se la pasaban en calzoncillos” y obsesionado con el personaje, Peralta baila como Manero hasta las canciones del “Pollo Fuentes”.

 

Obsesionado con recrear el escenario en que Tony Manero bailaba en la película, Raúl Peralta ingresa a la casa de un “cachurero” a robar unos ladrillos de vidrio.

Peralta quien muestra claros rasgos psicopáticos termina asesinando al hombre quien se encontraba durmiendo en su cama al parecer en calzoncillos o sin nada de ropa pues en escena se pueden ver únicamente sus piernas desnudas y sus zona genital tapada con el cubrecama.

 

 

-Desnudez masculina en los espacios compartidos.

En una sociedad que toleraba tanto el desnudo masculino en espacios privados, donde la mayoría de los varones cultivaba este habito, es entonces que la sociedad entera consideraba “normal” el desnudo masculino en espacios compartidos como por ejemplo al compartir el cuarto, los camarines, los baños, etc.

Esta tolerancia se hacía más evidente en ambientes familiares donde no era menos frecuente ver por ejemplo a papá en ropa interior en el living de la casa dándose un baño de tina mientras que el resto del clan familiar entraba y salía del baño sin darle mayor importancia a la desnudez del varón, así como a este poco y nada de vergüenza experimentaba.

“ Goyo” (Héctor Morales) como muchos adolecentes de la época vestía comúnmente pantalones deportivos cortos muy cortos como “ropa de vestir” ya que estos pequeñísimos pantaloncillos eran los que estaban en el mercado y además la sociedad chilena de antaño toleraba este tipo de prendas considerándolas comunes, normales y de uso frecuente.

 

“Goyo” viste de camisa abierta y zapatillas pero en esta ocasión en vez de “shorts” usa sus calzoncillos mientras prepara el desayuno en frente de quienes se podría decir componen “su núcleo familiar” (tres mujeres de distinta edad, un hombre adulto y un niño)

 

Raúl toma un baño de tina mientras todo el grupo familiar se pasea por el lugar. Ni Raúl parece sentir vergüenza de su desnudez como tampoco el cuasi “clan familiar” objeta el hecho de que un varón este desnudo.

 

Si bien es cierto Tony Manero es una película surrealista en muchos sentidos así como también que el personaje de Raúl Peralta presenta claras características de un psicópata que domina pasivamente al resto del clan familiar llevándolo incluso a mantener relaciones promiscuas abiertamente con  las 3 mujeres del grupo convirtiendo así al desnudo masculino en parte de la rareza delirante del “feísmo” como recurso fílmico. Sin embargo no podemos dejar de comprender que el factor “desnudo domestico” si existió comúnmente en el Chile del ayer. Por lo tanto podemos inferir que el abuso del “desnudo” esta dado simplemente por la sutileza de cómo corremos la delgada línea y lo “normal” pasa a ser “anormal” o enfermizo según el contexto y si las relaciones humanas son sanas o viciadas. (Como ocurre en la película).

 

 

 

 

...............Y para finalizar dos claros ejemplos, bastante precisos, pero algo curiosos:
Ya pudimos constatar que, aunque algo discretos, la televisión de nostalgia ochentera SI se atrevió y a su vez SI fue capaz de reconocer y darse cuenta que efectivamente en los 80’s los hombres estuvimos mas desnudos que en la actualidad, pero además queremos darnos una licencia de citar un par de curiosos ejemplos que constataron “In Situ” hace algunas décadas atrás que se estaba viviendo un proceso de aceptación al desnudo masculino. Estos ejemplos son las películas “El Ultimo Grumete” (1983 y reestrenada en 2009) y “Palomita Blanca”(Filmada en 1973 pero estrenada en 1992).

Ambas películas presentan la caracteriza, sin habérselo planteado en su momento, de realizar una retrospectiva de su misma época, ya que por su Parte El Ultimo Grumete corresponde a un Reestreno. (Grabada en los 80’s y reestrenada recientemente) mientras que Palomita Blanca no pudo ser estrenada en los 70’s y recién pudimos verla en cines el año 1992.

 

 

 

-El Último Grumete.

(ChileFilms, Año 1983  en cines. Remasterizada y reestrenada en DVD y en TVN en 2009)


EL Ultimo Grumete es una película chilena estrenada en el año 1983 basada en la novela El Ultimo Grumete de la Baquedano del escritor Francisco Coloane publicada en 1941.

Como ya podemos imaginar la adaptación de la película presenta ciertos requerimientos, el primero es adaptar la historia relatada en la novela en el hoy inexistente Buque Escuela Baquedano del año 1941 al Buque Escuela Esmeralda durante el año 1983,  es decir a una época contemporánea al estreno de la película.

El segundo requerimiento fue crear una película políticamente correcta y aceptada por la dictadura militar, ya que en los 80’s la industria del cine chileno se vio seriamente dañada por la represión y la censura, dicho de otro modo lo que muestra la película El Ultimo Grumete simboliza cosas que SI se podían mostrar y hablar INCLUSO durante la dictadura de los 80’s en Chile, y esto incluye el “desnudo masculino” tanto en la vida cotidiana de un joven chileno en los 80’s como también en la vida militar.

 

Alejandro Silva (Gonzalo Meza), es un adolecente que es descubierto como polizonte en el Buque Escuela Esmeralda, cuando lo descubren lo obligan a asearse para ser parte de la tripulación del barco lo que incluye cortarse el pelo (como grumete) y bañarse en las duchas del buque (en frente de un tercero que le entrega los útiles de aseo).

En los 80’s un hombre no podía avergonzarse de estar desnudo en frente de terceros, y menos un militar podía avergonzarse de estar desnudo. Este accionar era tan común en el civil de los 80’s como en el militar también que perfectamente podía mostrarse este tipo de imágenes en el cine como algo normal, incluso en un adolecente menor de edad. (Alejandro tenía 16 años en el relato fílmico y no despertaba suspicacias en los espectadores que un menor de edad se bañara desnudo en frente de un adulto en los 80’s cuando se estrenaba la película apta para todo espectador. Cabe aclarar que aunque Alejandro está desnudo en escena sin embargo jamás se muestra en pantalla ni sus genitales ni sus glúteos)

Alejandro es descubierto como polizonte en La Esmeralda y es obligado a asearse mientras le proveen útiles de aseo. El muchacho está molesto por el agua fría pero sin embargo no muestra preocupación alguna por ver expuesta su desnudez ante terceros.


El segundo guiño son las imágenes que nos muestran a los grumetes del buque, todos juntos y sin privacidad alguna durmiendo desnudos en sus respectivas literas.

Estas imágenes nos grafican que para una gran mayoría de hombres jóvenes de los 80’s lo común y lo normal era dormir desnudos. Además estas escenas nos demuestran que un hombre ochentero no sentía vergüenza de exponerse desnudo si correspondía compartir dormitorio con terceros que también estaban desnudos, pues esta práctica era masificada y todos los varones estábamos en las mismas condiciones (todos durmiendo piluchos). Lo que se podía constatar comúnmente en las vacaciones familiares cuando debíamos compartir cuarto con nuestros amigos y parientes varones.

 Las imágenes también demuestran que esta práctica era percibida como normal tanto en la población civil como militar, e incluso por la población femenina, ya que ver a hombres desnudos en pantalla no se considera ni provocación ni falta, ya que muchas de ellas estaban ya acostumbradas a ver a sus hermanos, a sus padres, a sus esposos o a sus hijos adolecentes dormir desnudos al entrar a sus cuartos a buscar algo del dormitorio por ejemplo.

Alejandro se ha levantado escondido en medio de la noche mientras todos los grumetes del buque duermen (semi)desnudos en sus literas, de pronto Alejandro es descubierto por un compañero que se ha despertado por el ruido.

 

El tercer y último guiño al desnudo masculino se relaciona conscientemente con un joven que “ya se ha hecho hombre” o “Ya se siente un verdadero hombre” y ya mas no un niño (cambios psicológicos, físicos, de carácter, de “ver la vida” y por cierto los cambios hormonales).
 En efecto podemos ver en el film a su quinceañero protagonista cuando se quita el pijama para comenzar a dormir desnudo (por primera vez ¿?) mientras se escucha a Alejandro recordar cuando le decía a su madre antes de embarcarse la frase “….ya tengo 16 años…….” Haciendo alusión que el ya no era ya más un niño, entonces la desnudez del personaje cobra un rol semiológico (simbólico) como “recurso fílmico” (estar desnudo es cosas de HOMBRES)

Alejandro, aparentemente el único en el barco que usaba un pijama para dormir finalmente se lo quita en su litera en La Esmeralda mientras recuerda que ya tiene 16 años.

https://www.youtube.com/watch?v=qWXx7Qxvyvg minuto 2:10- 2:25.

 

 

 

 


-Palomita Blanca.

(Manutara, Año de realización 1973, Estrenada en 1992)


Palomita Blanca es una película chilena filmada en el año 1973 y está basada en la novela homónima del escritor chileno Enrique Lafurcade publicada en el año 1971.
La trama central de la obra nos relata sobre el amor entre dos jóvenes de distinta clase social, María y Juan Carlos, quienes se conocieron en el festival de Piedra Roja también conocido como “El Woodstock Chileno” durante la época hippie.
Palomita blanca es un icono por excelencia sobre la naturalidad con que muchos chilenos vivían la desnudez a fines de los 60’s y principios de 70’s, dejando en evidencia que tanta apertura de mente y falta de prejuicio con respecto al cuerpo estaba básicamente influenciada por La Revolución Sexual y el movimiento Hippie.

La película no pudo estrenarse el año 1973 ya que fue censurada por el gobierno militar precisamente por ser considerada “libertina” por sus escenas de sexo y de desnudo, siendo que el film mostraba precisamente sobre como una buena parte de la sociedad chilena, indistintamente de su clase social, vivía mas desprejuiciadamente con su cuerpo (semi)desnudo hasta llevarlo a un punto de lo caricaturesco.

 

La película sería finalmente estrenada recién el año 1992 junto con el regreso a la democracia. Lo cual convierte a la película en una VEDADERA JOYA si es que queremos analizar sobre cómo se vivía el desnudo en aquella época, ya que precisamente la película le muestra caricaturescamente a la generación del 70 como se vivía en la misma década del 70, pero al ser estrenada la película recién 20 años después nos permite darnos cuenta HOY EN DIA que en los 70’s el proceso de desnudarse era SUMANETE FRECUENTE y que en aquella década los chilenos si notaban y se daban cuenta CONCIENTEMENTE que ellos mismos se estaban desnudando cotidianamente.

 

-Los Hippies nudistas.
Como dos hippies en plena revolución de las flores la pareja conformada por la humilde María y el acomodado Juan Carlos se desnudan para entrar a nadar en el mar.

 

 

-Lo “Lógico” y “normal” es que los hombres duerman desnudos.

En la humilde casa de María fruto del hacinamiento muchos comparten el mismo cuarto para dormir. Mientras las féminas del clan familiar duermen correctamente vestidas en camisa de dormir, los hombres del clan por su parte duermen todos semidesnudos en ropa interior, ellos sin vergüenza de ser vistos semidesnudos, ellas sin escandalizarse ante el desnudo masculino pues en aquello años un hombre casi sin ropa se consideraba completamente normal.

María ha invitado a una amiga a dormir en su casa. Como si fuese un Pijama Party comienza a leerle pasajes de su diario de vida.

De pronto se acerca un hombre a la cama donde se encuentran las muchachas que curiosamente comienza a desvestirse en frente de ellas quedando así en ropa interior para luego acostarse en la cama de al lado.

 

Acto seguido comienzan a llegar más hombres de distintas edades al cuarto, denudándose unos en frente a otros sin absolutamente nada de pudor (incluso delante de las damas) para acostarse a dormir.

 

Juan Carlos llega muy cansado a su casa en el barrio alto después de haber pasado una larga noche de juerga sin dormir. Al entrar a su cuarto Juan cae dormido en su cama. Inmediatamente las empleadas domesticas comienzan a desnudarlo para que este se pudiera acostar a dormir, ya que en la clase alta de antaño era normal que a un hombre le asistieran en todas las cosas domesticas, como tampoco una mujer se escandalizaba (supuestamente) ante un joven desnudo, ya que la desnudez masculina se consideraba normal en aquella época. (Una frase típica de cualquier señora en el Chile del ayer: ¡¿Cómo le va a dar vergüenza mijito que lo vea pilucho si yo soy mamá y también tengo hijos?!, ¡Si yo estoy acostumbrada a ver hombres sin ropa!)

Juan Carlos cae dormido en cama, las empleadas de su casa comienzan a desnudarlo para acostarlo con total naturalidad ya que hace algunas décadas atrás a los hombres se les educaba para no sentir pudor de su cuerpo desnudo y a las mujeres a no escandalizarse con el cuerpo masculino y entenderlo como “algo normal”.

 


-La fiesta erótica.
La escena de la fiesta erótica es quizás la escena que mejor pone en contexto toda desnudez masculina no solo en esta película sino en las películas que en general muestran el desnudo masculino como  una actividad habitual, ya que la significa y la resignifica, la usa como lenguaje y como metalenguaje a la vez.  Pone al desnudo masculino en un contexto de normal y habitual en el sentido del “porque los hombres nos desnudamos”, el “cómo nos perciben (percibían en los 70’s) a los hombres cuando estamos desnudos, y además y por sobre todo en qué medida muchas veces bajo la excusa de que sentimos calor, queremos estar cómodos, o “lo Normal y habitual es que un hombre esté semidesnudo y no nos escandalicemos” es que muchas veces también se oculta y se ocultaba en el Chile de ayer nuestra fogosidad masculina, nuestro naturaleza picara, y como también muchas veces se utiliza(ba) esa doble significación para “engatusar” (sexualmente hablando).
La escena nos muestra a un grupo de hombres cuarentones ya pasados a mayores y ciencuentones, que bajo la excusa de “ponerse cómodos” se quitan la ropa para quedar en ropa interior frente a 4 jovencitas adolecentes inexpertas que fueron invitas para tomarse un trago y comer una cosita entre amigos. Claramente las señoritas perciben esta situación como muy extraña sin embargo los picaros viejotes se excusan en el contexto que es normal que un hombre ande con poca ropa (ponerse comodo) y que además un calzoncillo es exactamente lo mismo que un traje de baño, argumento con el cual logran calmar y convencer a las liceanas y asi ¡Se armó la fiesta!

En efecto un calzoncillo de ropa interior era muy parecido a un traje de baño de la época, y en efecto un traje de baño tipo calzoncillo en los 70’s no escandalizaba a nadie. Dicho de otra forma el erotismo estaba presente también en las "conductas nudistas" de antaño, pero como la desnudez masculina era socialmente aceptada entonces la difusa línea entre sexual y lo no sexual era muy difícil de percibir a simple vista.

Los hombres cuarentones y cincuentones realizan una reunión con liceanas adolecentes, los hombres están en ropa interior bajo la excusa que “se pusieron cómodos” (como muchos hombres lo hacían en su casa en aquella época) y que además los calzoncillos era técnicamente lo mismo que un traje de baño (zunga), cabe recordar que un hombre en traje de baño (zunga) en aquella época no sufría objeción alguna.

 

 

Pero entonces, ¿Cómo fue que todo terminó?, ¿Acaso la industria audiovisual chilena fue capaz de entender que en Chile hubo una aceptación al desnudo masculino hasta la década de los 80’s y luego todo eso desapareció?

 

Erróneamente quienes nacimos entre 1970 y 1980 tendemos a pensar que nosotros pertenecemos a la generación de los 80’s pues sentimos gran empatía e identificación con esta década debido a que fue una época vertiginosa y muy difícil de olvidar.

Sin embargo “matemáticamente hablando” quienes nacimos entre el 1970 y 1980 nos guste o no nos guste, en realidad pertenecemos a la generación de los 90’s,  ya que aunque vivimos nuestra niñez en los 80’s sin embargo cuando teníamos “veinte y algo” eran ya los años 90’s. y esta generación post dictadura de los 80’s y principios de los noventas se vio más bien reflejada con la película “Caluga o Menta” de Gonzalo Justiniano que por supuesto grafica muy bien sobre cómo se vivía el desnudo masculino en la llamada “época de transición a la democracia”.
 

 

 

-Caluga o Menta: El Niki.

(Ambientada y filmada a fines de los 80’s (1989) y estrenada en 1990).


A fines del gobierno militar, desde 1987 más o menos y en adelante el país por fin parecía salir de la recesión económica en la que estuvo inmersa tantos años, sin embargo un grupo no menor de chilenos se encontraban aun prisioneros sin salida de la marginalidad y la extrema pobreza.

Caluga o Menta se hace cargo de relatar esa marginalidad de fines de los 80’s. esa marginalidad de a quienes nunca les llego una oportunidad, esa generación perdida ahogada en la prostitución, las drogas, la pobreza, el alcohol y la desesperanza.

En un Chile donde muchos podían comprar su ropa nueva siempre “a la moda” caracterizada por ser holgada, vistosa, taquilla y muy muy larga, por su parte el chileno marginal era casi el único que seguía usando un short corto-corto ochentero debido a la imposibilidad monetaria de comprar los ahora largos bermudas “de marca” a la moda de los 90’s.

El hombre marginal era entonces el único que se daba el gusto de caminar sin polera por las calles de la población para clamar el calor. La desnudez masculina se identifica entonces con pobreza, marginalidad, libertinaje sexual, falta de pudor-recato-amor propio y  falta de verguenza, e incluso homosexualidad (Aldo Parodi), y el zunga por cierto pasa a ser una prenda propia del marginal que ahora encarnará como chivo expiatorio todos los males sociales del país.

Imágenes del aclamado largometraje nacional del año 1990 “Caluga o Menta” del director nacional Gonzalo Justiniano.

Nótese como en las escenas abundan los shorts deportivos extremadamente cortos antes muy populares a principios de los 80’s denotando así la extrema pobreza de la gente marginal que no podía, económicamente hablando, renovar su vestuario veraniego por los shorts y bermudas a medio muslo que ya se vestían a principios de los 90’s.

 

ZUNGERO CHILENO. Escena de la película de Justiniano donde se puede ver al actor Rodrigo Gijón perdiendo el tiempo tomando sol en la intemperie entre los bloques de departamentos de alguna población marginal de Santiago. 

En la escena ,Gijón con su camisa abierta y con su  mano dentro de un antiguo  zunga de nylon estampado tocándose los testículos  graficaba así la marginalidad que vivían gran parte de los jóvenes chilenos en aquella época, como tambien denotaba la percepción masiva del zunga por parte de los chilenos de fines de los 80’s y principios de los 90’s como una prenda que solamente podría ser preferida por la gente marginal.

 

Finalmente, y no deja de ser menos trascendente en lo que a zunga y desnudez masculina se refiere, es que somos precisamente los hombres de la generación del noventa, esos treintones casi cuarentones y también los recién cuarentones imberbes quienes vivimos nuestra niñez en los 80’s  cuando la desnudez masculina era considerada por casi todo el mundo como normal y cotidiana.

 

 Somos quienes bordeamos los 40 años los ex niños de los 80’s quienes crecimos viendo a nuestros padres, tíos, hermanos y primos mayores quitándose normalmente la camisa para jugar un partido de futbol en la plaza del barrio, ver televisión en el living en verano, lavar el auto en la calle o simplemente descansar del calor en veraniego sin polera en el living de la casa.

 Fuimos los niños de los años 80’s quienes veíamos en la tele a He-Man, Los Titanes del Ring, a Sylvester Stallone, Arnold Schwarzenegger, Chuck Norris, Mr-T, el Príncipe Namor, y tantos otros de nuestros héroes infantiles a quienes admirábamos como “esos tipos grossos que nunca usan camisa”

Fuimos nosotros los niños de los 80’s los que esperaban ansiosos que pronto llegara el verano para poder quitarnos la corbata y el uniforme gris y así poder andar en pantaloncito corto y traje de baño (zunga) en la playa “por fin” y “al fin” después del largo año escolar.
 
Éramos notros los niños de los ochentas los que esperábamos luego crecer y llegar a la adolescencia para que pronto fuera Nuestro Turno: Nuestro turno de poder quitarnos la camisa sin tener que esperar que mamá nos lo autorizara, nuestro turno de poder pasar todo el verano sin camisa en casa o en el patio, nuestro turno de ya no usar mas camiseta en la clase de educación física, nuestro turno de empezar a dormir ya en calzoncillos, sin polera o empelota como lo hacían los grandes, pero ya nunca más en pijama.

 

 Somos los niños de los años ochentas los que esperábamos el verano para meternos al agua, tomar sol en la playa o, porque no, pasar toda la santa tarde en zunga por el puro gusto de estar con poca ropa como lo hacia cualquier hombre que se preciara de ser un hombre grande.
Sin embargo cuando llegó nuestro turno el mundo ya no era más el mismo y muchos perdieron la oportunidad de hacer lo que tanto esperaban pues ahora estar desnudos era vergonzoso.

Papá sin polera junto a sus hijos adolecentes también sin polera en Pichilemu durante el verano.

Nótese como el niño menor (aun) viste su camiseta. Sin embargo los otros dos hijos adolecentes se quitan la camiseta sin vergüenza ni pudor alguno,  ya que la sociedad setentera y ochentera consideraba muy normal, común, frecuente y hasta saludable que un hombre desde su adolescencia se descamisara si así lo quería.

 

 

 ¿Sera quizás por eso mismo que el cuarentón de hoy en día siente que debe recuperar el tiempo perdido  y hacer real la promesa jamás cumplida?, ¿Sera quizás por eso que cuando el cuarentón chileno se casa a los 40, se separa a los 40, o empieza una nueva relación a los 40 tiene siempre en mente que esta nueva vida se debe siempre basar más que antes en la libertad?, ¿Sera quizás por eso que cuando el chileno cuarentón viaja al extranjero se atreve a caminar por las calles de Rio, Miami, Cancún, Canarias u cualquier otro destino costero lo hace cómodamente sin camisa por las calles como nunca se atrevió a hacerlo en su propio país?, ¿Sera quizás por eso que cuando un chileno pone un pie en un hotel se asegura personalmente de “olvidar el pijama en casa” para experimentar por vez primera y por varios días lo que se siente dormir desnudo? …

 

.........Finalmente ¿Sera por todo esto y mucho más que el chileno cuarentón hoy no se avergüenza de subir a facebook su primera foto en zunga recién comprada en el extranjero para que todos sus amigos la puedan ver, así como también, que cada verano podemos constatar que nuevamente en nuestras costas chilenas cada vez hay más y más chilenos cuarentones que se atreven a usar zunga como una nueva tendencia nacional en alza?, más que mal y que no se nos olvide, que el chileno cuarentón de hoy es el niño ochentero de ayer al cual mamá mas de alguna vez le dijo que “un hombre nunca debe sentir vergüenza que lo vena pilucho” y además papá le demostró con el mismo como ejemplo que “lo más normal, lo más cómodo y lo más confortable y saludable del mundo es andar pilucho”…. COMO HOMBRE!.

 

ZUNGUEROS CHILENOS: Luis Peñaloza junto a su hijo “re-descubriendo” la zunga.

Quienes fuimos “Los Niños de Los Ochentas” somos muchas veces los adultos que hoy POR PRIMERA VEZ estamos “Re-Descubriendo” el zunga. Tal como normalmente lo vivían décadas atrás  los chilenos del ayer.

ZUNGUEROS CHILENOS ANTIGUOS: El profesor Herman Guerrero y su hijo en la playa de Chañaral 1959

Fuente: https://www.flickr.com/photos/28047774@N04/6830679536/

 

 


…Dudas?, sugerencias?, consultas?, aportes? ....Contáctate con nosotros al e-mail     yousozunga@gmail.com